HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:38 CET
Sábado, 30/05/2020

Jaén

De la gran cosecha al desencanto

Los datos menos halagüeños hablan de un descenso del 60 por ciento

  • Recogida de aceituna

Jaén viene de su mejor cosecha oleícola en la historia. Las más de 740.000 toneladas de la última campaña (el 42% de la producción nacional y más de la mitad de la andaluza) han evidenciado una vez más el liderazgo indiscutible de la provincia en el sector olivarero. Pero los momentos de bonanza en el olivar se han evaporado. La escasez de precipitaciones durante la primavera y la falta de floración en el olivo van a provocar una caída drástica de la próxima cosecha aceitunera, como coinciden en señalar todas las organizaciones agrarias.


Las estimaciones más contundentes llegan de la mano de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), que vaticina que Jaén no llegará a las 300.000 toneladas de aceite, frente a las 500.000 en Andalucía y unas 670.000 en el conjunto del país. De confirmarse estos datos, se produciría un descenso de en torno al 60% con respecto a la última campaña. Sería incluso una cosecha inferior a la de hace dos años.


Lejos de poder revertir la situación, los expertos auguran que ya no hay margen para la esperanza. "Aunque llueva ya no hay fruto en el árbol, por tanto no se podrán mejorar las previsiones y, en cambio, sí se pueden empeorar", apunta Agustín Rodríguez, de la UPA. Y es que, a las condiciones climáticas adversas hay que unir el agotamiento natural del olivo después de una cosecha histórica. Con todo, los efectos adversos no serán uniformes, y se espera una incidencia mucho mayor en las zonas de menor altitud, con el valle del Guadalquivir como principal exponente.

Exportaciones
Y este escenario sombrío de cara la campaña de dentro de unos pocos meses contrasta con el momento dulce que vive el mercado del aceite, sobre todo en las exportaciones a 90 países. Así, según la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), en el primer cuatrimestre de este año Andalucía ha exportado algo más de 198.000 toneladas de aceite de oliva virgen por un valor de 469 millones de euros. Estas cifras suponen un aumento del 44% con relación al mismo periodo del pasado año. Y las previsiones apuntan a un nuevo récord de ventas al exterior, con cerca de un millón de toneladas comercializadas.


Por el contrario, las previsiones de una nefasta cosecha coinciden con los nubarrones que ha generado el modelo de regionalización de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Según las estimaciones de la Consejería de Agricultura y de las organizaciones agrarias COAG y UPA, Andalucía perderá más de 500 millones anuales por el trasvase de fondos hacia otras regiones. De esa cantidad, más de 200 millones sería lo que dejarían de ingresar los olivareros de Jaén, según indicó el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, durante la reunión del último Consejo Provincial del Aceite de Oliva. Este órgano consultivo, en el que está representado todo el sector oleícola de la provincia, ha pedido al Ministerio de Agricultura una rectificación en el diseño de las comarcas agrarias para la percepción de las ayudas comunitarias. "Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para impedir que el dinero de Andalucía, el dinero de los olivareros de Jaén, se vaya a otros territorios por cuestiones estrictamente políticas y vamos a utilizar todos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance”, añadió Reyes, sin concretar qué otras acciones tiene en su mano el Consejo Provincial del Aceite para intentar corregir la situación.


Mientras el sector agota los últimos cartuchos para mejorar el montante de los fondos agrarios de la provincia, el Consejo del Aceite sí que confía en convencer al Ministerio para que adelante los plazos para la inclusión del olivar de pendiente dentro de los pagos asociados. Inicialmente, el Ministerio había fijado esta inclusión en el 30 de junio de 2016 pero todo el sector olivarero ha alertado de los efectos de dejar sin ayudas complementarias a más de 112.000 hectáreas de olivar en la provincia con una cota superior al 20%.


El Consejo del Aceite ha remitido al Ministerio de Agricultura un informe, elaborado por técnicos de la Universidad de Jaén (UJA), en el que se señala la situación límite del olivar de montaña debido a su baja producción y sus altos costes. En concreto, en este olivar el déficit anual por hectárea oscila entre los 150 y los 240 euros. Por eso se considera vital una ayuda acoplada de 150 euros por hectárea a aquellas explotaciones con una cota de más de un 20% y con una producción inferior a 3.000 kilos por hectárea. Además, el informe incide en las repercusiones de este olivar sobre el empleo, ya que al ser la mecanización muy dificultosa se pueden generar hasta 15 jornales por hectárea.

Sin respuesta
El Ministerio de Agricultura no ha atendido de momento las reivindicaciones sobre el olivar en pendiente. Es más, el subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha enfriado cualquier esperanza del sector: "A día de hoy no corresponde con el reglamento vigente". Lillo se remite al Reglamento 1307/2013 de pagos directos, según el cual la ayuda asociada "solo puede concederse para mantener niveles de producción en sectores con disminución de la producción o de superficies", algo para lo que, sorprendentemente, no incluye al olivar de montaña.
El Ministerio se remite, por tanto, a revisar el sistema en 2016 para constatar lo que ya resulta una evidencia para todo el mundo olivarero: que las explotaciones de montaña no son viables sin ayudas asociadas.

Ocho millones de kilos en Jaén capital

La capital jiennense tuvo en la última campaña una producción de 41,4 millones de kilos de aceituna y 8,4 millones de kilos de aceite. Pese a la dimensión de los datos, Jaén no hace gala de su capitalidad en el mundo olivarero. Hasta 26 municipios de la provincia han tenido una cosecha mayor y en algunos casos incluso sus números triplican o cuadruplican a los de la capital.
De este modo, según el balance final de la campaña 2013-2014 elaborado por la delegación territorial de Agricultura, las comarcas de La Loma y Las Villas se consolidan como las principales zonas productoras, pues aquí se encuentran los cuatro municipios con más aceite almacenado: Villacarrillo (35,9 millones), Úbeda (34), Baeza (32,2) y Villanueva del Arzobispo (26). El ránking hasta el puesto 12 lo completan Martos (25,6), Torredonjimeno (24,2), Mancha Real (21), Porcuna (20,9), Peal de Becerro (16,8), Arjona (15,9), Cazorla (14,6) y Torredelcampo (14,3).


Por comarcas agrarias, la de Úbeda ha sido la más productora, con 171,4 millones de kilos de aceite y hasta siete municipios por encima de los 10 millones. Le siguen las comarcas agrarias de Jaén (127), Andújar (80), Huelma (78), Beas de Segura (66), Cazorla (62,5), Santisteban del Puerto (48,4) y Linares (44). La cosecha en el municipio linarense fue de poco más de cinco millones de kilos, confirmando su escasa vocación agrícola. Como nota curiosa, las tres únicas localidades de la provincia que no han tenido producción alguna son las de Santiago-Pontones, Hinojares y Santa Elena.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El termómetro de la Cámara
chevron_right
Caja Rural adelanta el dinero del turno de oficio