El tiempo en: Andalucía
Miércoles 21/02/2024  

Jaén

Una vida apagada por la carga tóxica de las ciudades

Salvador Bermúdez presenta su libro ‘Una vida apagada. El comienzo’ en el que narra su vida como enfermo por Sensibilidad Química Múltiple

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El autor en Tierras Vivas. -

De poseer una vida feliz, con ilusiones, esperanza, salud y trabajo a tener una vida apagada desde hace seis años. Es lo que contará hoy Salvador Bermúdez Martín, oriundo de Málaga y afincado en el municipio jienense de Huelma, en la presentación de su libro 'Una vida apagada. El comienzo', en la Eco-tienda 'Tierras Vivas', en la plaza de Atarazanas, a las 19 horas.

Un incidente con productos químicos en su puesto de trabajo complicó su estado de salud, cayendo más tarde enfermo y, tras una lucha diaria para un diagnóstico veraz de lo que padecía, los médicos le confirmaron que padecía el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Ha perdido la tolerancia a los tóxicos y está obligado a vivir casi aislado y llevar siempre mascarilla si quiere estar en contacto con la sociedad.

Fatiga, afectación cognitiva, dolor muscular, cefaleas, problemas gastrointestinales y dermatológicos, dificultades respiratorias y sensibilidad visual y auditiva son los síntomas de las personas que padecen (SQM). “Mi enfermedad no está reconocida por la Organización Mundial de la Salud, me incapacita para cualquier trabajo, pero no tengo derecho a una pensión. Me rechazan en los trabajos y del mío me obligaron a firmar una baja voluntaria”, denuncia el autor.

La publicación del libro está sirviendo para que la enfermedad se conozca mejor y la sociedad sea consciente de las consecuencias sobre la vida diaria de quienes la padecen. En estos tiempos, las personas interactúan con hasta 150.000 sustancias químicas lanzadas al medioambiente sin haber sido estudiadas desde la perspectiva de sus efectos sobre la salud. “Vivimos a diario con la que se ha convertido en una amenaza invisible y las personas no son conscientes de la carga tóxica que soportan”, recuerda el autor, que denuncia la excesiva contaminación del medio ambiente (ambientadores, desinfectantes, colonias, suavizantes, tintas o insecticidas).

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN