Actualizado: 15:08 CET
Jueves, 06/08/2020

Jaén

Detenido un joven de 20 años acusado de 'ciberacoso' sexual

Las actuaciones se iniciaron el pasado verano

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaén ha desarrollado la denominada Operación Xicovichi, relacionada con el 'ciberacoso' sexual a menores de edad a través de Internet, en la que ha detenido a un varón de 20 años de edad en la localidad de Torredelcampo (Jaén) como presunto autor de un delito de coacciones y pornografía infantil, procediéndose a la incautación del disco duro del ordenador usado para cometer los hechos.

   Las actuaciones se iniciaron el pasado verano, al recibirse en un puesto de la Guardia Civil de la provincia una denuncia en la que una menor de 13 años manifestó estar siendo amenazada y coaccionada a través de Internet por una persona, la cual solicitaba a la menor que se desnudase delante de la 'webcam' de su ordenador o, en caso contrario, difundiría a través de Internet imágenes de la misma desnuda que previamente había obtenido.

   Tras hacerse cargo la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de las diligencias, se inició una primera fase de investigación, en la que se logró identificar al autor de los hechos, el cual adoptaba diferentes identidades en Internet. También se comprobó que el autor "subió" a Internet una imagen de la menor denunciante, la cual había obtenido éste de forma fraudulenta, teniendo la imagen como pie un mensaje amenazante hacia la menor.

   Esta primera fase culminó con la detención del autor en el mes de diciembre de 2011, procediéndose a la incautación del disco duro del ordenador usado por el detenido para cometer los hechos tras realizarse una entrada y registro en su domicilio.

   Así, analizado el disco duro incautado se logró recuperar del mismo imágenes captadas a la menor denunciante, así como gran cantidad de vídeos grabados por el autor mientras mantenía contacto a través de 'webcam' con otras menores. En los vídeos se veían a las menores desnudándose o realizando diferentes actos sexuales algunos de alto contenido pornográfico, por lo que se inició una segunda fase de investigación al objeto de lograr la identificación y localización de las menores que aparecían en los mismos.

   También se encontró en el disco duro vídeos de pornografía infantil de los que circulan por Internet, así como fotografías de las menores desnudas que eran captadas por ellas mismas y obligadas a enviar al autor.


   Tras una ardua labor de análisis de los vídeos e imágenes encontradas, se ha dado por finalizada esta fase, lográndose la identificación y localización de diez víctimas, residiendo las mismas en diferentes localidades de España e incluso una de ellas en el extranjero.

   Además, el autor tenía asociadas a su principal identidad falsa, cerca de mil cuentas de correo electrónico, así como cerca de 700 perfiles en una red social, de los cuales casi 500 eran de niñas menores de edad, siendo de esta red social de donde captaba a sus víctimas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
IU considera “mejorable” el Plan Financiero de la Junta de Andalucía
chevron_right
El Museo suma 24 obras de Manuel Ángeles Ortiz