Publicidad Ai
Publicidad Ai

Valencia

Salvo y Martínez achacan al informe de la auditora la venta del Valencia a Lim

El expresidente del Valencia recalcó que Bankia forzó la venta de las acciones y que como principal acreedor del club “era un actor fundamental”

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El expresidente del Valencia CF, Amadeo Salvo. -

El expresidente del Valencia, Amadeo Salvo, y el expresidente de la Fundació VCF, Aurelio Martínez, achacaron al informe de la auditoría y al visto bueno de Bankia la elección de la oferta de Meriton, la empresa de Peter Lim, para vender la mayoría accionarial del club de Mestalla en el juicio en el que están acusados por daños morales y económica por parte de cinco accionistas por haber pilotado esa transacción.

“PriceWaterHouseCoopers nos dijo que era la mejor. Es una de las cuatro grandes auditorias del mundo y tiene suficiente experiencia en el análisis de ofertas. Hizo el informe porque para eso le pagamos. El informe no dejaba lugar a duda. Era contundente y demoledor”, explicó Salvo, que señaló que “en absoluto” coaccionó a los patronos de la fundación que votaron la decisión.

Además, el expresidente del Valencia recalcó que Bankia forzó la venta de las acciones y que como principal acreedor del club “era un actor fundamental” y “si hubiera tenido alguna duda no se habría hecho la compra-venta”.

“Hice todo lo que humanamente pude y fui el portavoz de la comisión en la que había gente muy cualificada que votaron a favor. A mí como presidente me tocó dar la cara”, señaló.

Los demandantes achacaron a Salvo y Martínez la promesa de que con Meriton como propietario se acabaría el Nou Mestalla en 2019, que se bajaría la deuda “de 235 millones a 28 en cinco años”, que el Valencia sería un equipo “de Champions”, que se vendería la parcela del actual Mestalla por al menos 150 millones o la compraría Peter Lim y que el máximo accionista prestaría al club 200 millones sin intereses.

“Meriton como máximo accionista se compromete a terminar el estadio, pero el que lo tiene que hacer no es Meriton sino el Valencia, lo tiene que pagar el club. Hay un documento en el contrato de compraventa de que el Valencia, no Meriton, acabará el estadio”, señaló Salvo ante el juez.

Martínez dijo que Price “hizo su trabajo y lo hizo muy bien” y recalcó que hubo “unanimidad” en la elección de Meriton como la mejor oferta y en la segunda votación, para aprobar el contrato de compra-venta, hubo diecisiete votos a favor y cuatro en contra.

El entonces presidente de la Fundación explicó que tras esa decisión “entró una persona de Meriton” que dijo no recordar quién era y que realizó algunos compromisos, entre los que estaban haber acabado el Nou Mestalla en 2019.

“Hicimos lo que dijo Price porque para eso lo habríamos contratado. Algunos compromisos sí están en el contrato. Las garantías dependían de la Fundacion, pero si la fundación depende del Valencia…”, explicó.

“Hubo compromisos verbales por parte del comprador, el de acabar el estadio me acuerdo perfectamente pero tuvo también que presentar un aval personal, un plan de viabilidad…”, recordó Martínez, que puso en duda que él prometiera nada y luego dijo que al no depender de él era “imposible que prometiera” nada aunque tuviera “el deseo”.

El expresidente de la Fundación fue preguntado por un informe encargado a Mariano Durán, ahora exdecano del Colegio de Abogados de Valencia, de cuyo contenido no se pudo hablar por no estar en la causa pero que cuestionaba algunos aspectos del contrato sobre el que se pidió.

“Nos llegó algo tarde. Había algunas valoraciones que estaban puestas, otras que no tenían sentido. Pero los que votaron en contra no adujeron a ese informe”, recalcó Martínez, que insistió en que era condición indispensable que Meriton se pusiera de acuerdo con Bankia. “Sin ese acuerdo no se habrían vendido las acciones”, subrayó. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN