HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:19 CET
Miercoles, 14/11/2018

Indivisa

Un Pliego para nadie

Quiero pensar que el PSOE no es capaz de eso y que ha sido una de las múltiples “quintanadas” del presente mandato corporativo

Cuando uno anuncia a bombo y platillo que cuenta con consenso y práctica unanimidad en un proyecto que lleva a Pleno y al día siguiente de aprobarse, esa práctica unanimidad te pide que retires lo aprobado, ese uno tiene un doble problema. No solo tiene a gran parte de los afectados en contra, sino que, además, al resto se le queda cara de pasmo al ver cómo el consenso no ha sido sino fuego de artificio vendido por el político.

Desde luego, afortunado no creo que sea el mejor adjetivo para definir el paso del concejal Ángel Quintana por el Gobierno municipal. Y mucho menos su labor al frente de la Plaza de Toros. Quizá pensó que vivir las glorias (una vez pasadas las duras) del pliego que se encontró era más que suficiente para pasar dignamente al frente de la responsabilidad. Antes de ir a Pleno, el Bipartito portuense vendió el consenso de todo el Consejo Municipal de Plaza de Toros a excepción del PP. El pliego se ha aprobado y no hay día que no salgan voces críticas con un pliego que no ha gustado a nadie.

¿Engañaron a los colectivos taurinos y se ha presentado un texto diferente al consensuado o es que, en realidad, no hubo tal consenso? Gustar a todo el mundo cuando se está elaborando un pliego de condiciones tan complejo es prácticamente imposible pero, ¿a nadie? Quizá Quintana entendió mal el consenso y resulta que la práctica unanimidad era contra su proyecto.

Quiero pensar que nada ha sido premeditadamente urdido para, con la excusa de ahora buscar el consenso que antes se nos vendió, apenas dé tiempo a elaborar una temporada taurina y haya que suspenderla. Quiero pensar que el PSOE no es capaz de eso y que ha sido una de las múltiples “quintanadas” del presente mandato corporativo.

Porque el problema no es sólo que tenemos un pliego que no gusta a nadie y que puede que termine por quedar desierto (repito, espero que no sea lo que han buscado) es que posiblemente para que los aficionados puedan ver temporada este año mucho me temo que van a tener que tragar con el pliego actual, porque de lo contrario, si se termina revertiendo y teniéndose que modificar para volver de nuevo a aprobación, con los trámites administrativos que la legislación actual ordena, es bastante probable que no dé tiempo a que ningún empresario organice ningún espectáculo taurino.

Pero claro, tampoco no taurinoEs decir, no sólo se está jugando con un monumento o un aspecto como el taurino. Ojo, se está poniendo en riesgo una parte muy importante de la temporada estival de la ciudad que es su plato fuerte, su principal fuente de ingresos y de creación de empleo.

COMENTARIOS

chevron_left
Decidir en turismo
chevron_right
Peaje