Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 26/05/2022  

Huelva

Eximen al SAS de pagar 167.900 € a una usuaria por mala praxis en el Infanta Elena

Afirma que tras una caída en una romería se le detectaron diversas fracturas pero no fue tratada de una fractura de tibia que le habría dejado secuelas

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Hospital Infanta Elena de Huelva.

El Consejo Consultivo de Andalucía ha rechazado la petición de 167.900 euros que una usuaria reclamaba al Servicio Andaluz de Salud (SAS) en concepto de responsabilidad patrimonial por las secuelas físicas por mala praxis médica de la que fue objeto en el hospital Infanta Elena de Huelva.

En un dictamen que en este caso es preceptivo dada la cuantía reclamada, al que ha tenido acceso Efe, el Consultivo dictamina favorablemente la propuesta de resolución desestimatoria de la reclamación de responsabilidad patrimonial de la Administración, en el procedimiento tramitado por el SAS, incoado a instancia de la perjudicada, al descartar "cualquier tipo de práctica inadecuada o incorrecta respeto a lo que debe ser considerado como una buena praxis médica".

La reclamante sufrió un accidente al caer el 31 de mayo de 2015 de un carruaje de caballos o mulas cuando regresaba de una romería campestre, momento en el cual se precipitó contra el suelo del camino y una de las ruedas del vehículo la aplastó.

Trasladada en ambulancia al hospital Infanta Elena fue explorada y se le detectaron diversas fracturas pero, en opinión de la mujer, no es tratada de una fractura de tibia que, a la larga, le ha ocasionado una secuela de desviación ligera de la pierna.

Sin embargo, el Consultivo considera que la afectada "no ha incorporado prueba que acredite tal supuesta mala praxis sanitaria" y defiende la actuación sanitaria en base al informe del Servicio de Traumatología del centro hospitalario, donde fue objeto de múltiples exploraciones y pruebas.

También considera la asistencia prestada a la ahora reclamante acertada a las circunstancias del caso y que no puede considerarse acreditada la relación de causalidad entre la asistencia sanitaria prestada y el daño por el que se reclama. 

TE RECOMENDAMOS