Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 20/04/2021

Huelva

El hospital Infanta Elena incorpora dos torres de endoscopia de alta gama

Permitirán mejorar sustancialmente la detección y el abordaje terapéutico por vía endoscópica del cáncer en todo el aparato digestivo

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Nuevos equipamientos.

El Hospital Infanta Elena de Huelva acaba de incorporar dos nuevas torres de endoscopia de alta gama que permitirán mejorar sustancialmente la detección y el abordaje terapéutico por vía endoscópica del cáncer en todo el aparato digestivo.

Se trata, según ha indicado la Junta en una nota de prensa, de dos nuevos equipos que incorporan prestaciones muy avanzadas y son capaces de detectar lesiones precancerosas de forma precoz, facilitando la actuación en estadios muy iniciales y evitando la aparición de un cáncer más avanzado, a la vez que mejoran sustancialmente la seguridad y la precisión en la asistencia.

La delegada territorial de Salud y Familias en Huelva, Manuela Caro, ha visitado el centro hospitalario acompañada del gerente del Hospital, Antonio Carrión y de los profesionales del área y ha podido conocer de primera mano las ventajas que ofrecen estos nuevos equipos, que se incluyen entre "los mejores" de Andalucía y que han supuesto una inversión por parte de la Junta de Andalucía de 439.000 euros en total.

Los nuevos dispositivos cuentan con tecnología de alta definición con cromoendoscopia, lo que permite aumentar la capacidad diagnóstica del Hospital.

Entre otras ventajas y según han explicado los profesionales de la Unidad de Aparato Digestivo, favorecen la evaluación de una forma más precisa de las lesiones colorectales y digestivas. Una información muy útil para establecer mejor la toma de decisiones en cada uno de los casos, decidiendo así sobre la vía más adecuada de intervención, bien por medio de un abordaje endoscópico o quirúrgico o bien intensificando la vigilancia y el seguimiento de la misma.

Ambas torres cuentan con un novedoso sistema de insuflación de Dióxido de carbono, que ayuda a la expansión del intestino para su correcta visualización, resultando mejor tolerado por el paciente que el procedimiento tradicional y aumentando también la seguridad y la comodidad. Gracias al uso de este compuesto se reducen las molestias derivadas de la intervención, disminuyendo también los posibles riesgos derivados de la misma, si bien es necesario recordar que el abordaje endoscópico tiene un carácter mínimamente invasivo.


Además, este nuevo sistema permitirá seguir realizando intervenciones terapéuticas más avanzadas y con mayor complejidad, como la resección mucosa en el sistema gastrointestinal o la realización de intervenciones en la vía biliar mediante colangioscopia, que permite el tratamiento de las litiasis y la patología tumoral de la vía biliar y el páncreas con visión directa a través de un pequeño endoscopio.

Esta técnica es eficaz y permite la litrotricia o rotura de piedras biliares en un acto único, evitando ingresos hospitalarios, así como complicaciones y cirugías más agresivas.

Contar con este nuevo equipamiento, que viene a sumarse al importante refuerzo en la adquisición de tecnología de altas prestaciones que se ha realizado en el centro en los últimos meses, "no solo supone ganar en precisión y seguridad en la asistencia a los pacientes, sino también crecer en capacidad diagnóstica y aumentar su cartera de servicios, lo que se traduce en más y mejor asistencia sanitaria para su población de referencia, que ocupa las comarcas de la Costa y el Condado y que supera las 177.000 personas".

En el ámbito de la atención a las patologías del sistema digestivo, el centro está realizando también una apuesta "muy importante" con la adquisición de estos equipos, que cuentan con nuevos duodenoscopios, útiles para la realización de intervenciones mediante colangiografía retrógrada endoscópica o CPRE, facilitando así significativamente el diagnóstico y tratamiento de patologías biliares y pancreáticas.

Esto es un procedimiento complejo que se ha reincorporado en el Hospital Infanta Elena en el último año, evitando así el traslado de los pacientes a otros centros sanitarios y mejorando la atención integral que se les presta.

En este sentido, desde la Junta han destacado el esfuerzo realizado por los profesionales de la Unidad de Aparato Digestivo durante el pasado año, en el que llevaron a cabo más de 2.000 endoscopias digestivas, a pesar de las limitaciones provocadas por la pandemia y el periodo de confinamiento, de las que alrededor de 1.200 fueron colonoscopias y las más de 900 restantes se realizaron por vía oral.

"Una apuesta por la salud de todos que, en esta ocasión, cuenta con la ventaja añadida de contar con dos de los mejores equipos de endoscopia disponibles, que ayudarán también a refozar de forma efectiva el programa de cribado de cáncer de colon, fundamental para el diagnóstico precoz de este tipo de tumor, mejorando así el pronóstico y la supervivencia del paciente", han subrayado desde la administración andaluza.

Una vez la evolución de la pandemia lo permita, está prevista la habilitación de un área específica en el ala derecha de la primera planta del Hospital, que acogerá las salas de pruebas diagnósticas y terapéuticas de la Unidad de Aparato Digestivo.

El objetivo de esta nueva iniciativa, que incorporaría una nueva sala específica de recuperación de los pacientes, es poder contar con un nuevo espacio asistencial con mayores y mejores instalaciones, que permitan ganar en seguridad y en comodidad para el paciente, convirtiéndose así en una alternativa asistencial a la hospitalización convencional.

Este nuevo proyecto se enmarca en el Programa de Mejora de las Infraestructuras Sanitarias que está impulsando la Consejería de Salud y Familias en el Hospital Infanta Elena, destinado a mejorar sus instalaciones y equipos con el fin de poder ofrecer "la mejor atención sanitaria posible" a los pacientes de su área de referencia.

COMENTARIOS