Actualizado: 11:20 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Investigadores de la UHU donan mascarillas y pantallas de protección

Personal sanitario, farmacéuticos o agentes de las fuerzas de seguridad están beneficiándose de esta iniciativa solidaria a través de impresoras 3D

  • Material donado.

La comunidad investigadora de la Universidad de Huelva (UHU) se está sumando a las muestras de solidaridad que están surgiendo durante la pandemia de coronavirus, poniendo sus conocimientos científicos al servicio de la sociedad. Ello está permitiendo la creación de mascarillas y diferentes métodos de protección, que están siendo donados a los sanitarios y otros colectivos sociales onubenses que luchan contra el Covid-19.

En este contexto, en coordinación con Gerencia de la Onubense, desde el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia se contactó a los grupos de investigación y departamentos que habían adquirido alguna impresora 3D en los últimos años, con el fin de organizar una acción coordinada de impresión de material de protección sanitario buscando el máximo de eficiencia. Se buscó la máxima productividad con el mínimo de personal trabajando en un mismo laboratorio de cara a reducir al máximo cualquier posibilidad de contagio entre el personal de la UHU. Dos grupos de investigación y un profesor a título individual llevaron a cabo las tareas de impresión.

Grupo de Investigación en Control y Robótica

El grupo de investigación Control y Robótica (TEP 192), dirigido por el catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática, José Manuel Andújar, ya había puesto a su grupo en marcha en la producción de equipos de protección individual para los profesionales de la salud en hospitales y centros asistenciales de Huelva.Para este fin, los miembros del grupo colaboran en la producción, utilizando tanto impresoras 3D como otro equipamiento técnico del grupo.Tal y como explicael profesor Andújar, esta iniciativa solidaria surgió de forma espontánea hace un mes, cuando, a raíz de la agudización de la crisis del coronavirus, “comenzamos a tener peticiones expresas de ayuda de diferentes colectivos que necesitaban equipos de protección individual (Epis). Empezamos a recibir demandas individuales a través de los miembros del grupo de Investigación y de las propias redes sociales”. A partir de estas solicitudes, “montamos un operativo de trabajo en el grupo de investigación para que cada miembro trabajara desde su casa con su propia impresora 3D para evitar posibles contagios y cumplir de este modo con las normas de confinamiento decretadas por el Gobierno”, concreta Andújar. El trabajo en dicho grupo ha sido diseñado teniendo en cuenta cuestiones como la optimización y puesta en servicio de las impresoras, desde las boquillas y el plástico más idóneo, hasta los archivos adecuados para obtener los mejores resultados. De esta forma, se han podido tener operativas las impresoras en un breve espacio de tiempo, trabajando con los mismos elementos y parámetros, es decir, con condiciones técnicas similares.

Hasta el día de hoy, el grupo de investigación Control y Robótica ha entregado más de 300 equipos de protección individuales en los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, los cuales son empleados en diversos servicios, desde UCIs hasta Limpieza, así como en la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual (ASPROMIN). Además, mantienen comunicación con los responsables de cada uno de estos centros y de otros espacios, como el 061 y la Unidad de Médicos de Familia de Isla Cristina, para conocer sus necesidades y trabajar conjuntamente para cubrirlas. Algunas empresas locales también se han unido a esta iniciativa donando material, como sucede con ‘Mercería Ana Pérez’, que ha aportado elástico, y ‘Polisur’, que ha puesto a disposición del grupo láminas de acetato.

Asimismo, el grupo de investigación Control y Robótica, involucrado con la comunidad onubense y tomando en cuenta las necesidades del personal sanitario, se ha comprometido a continuar produciendo equipos de protección individual mientras sea necesario. De hecho, sus integrantes, con el apoyo de la Universidad de Huelva, se encuentran ya diseñando y fabricando otros equipamientos necesarios para ayudar a paliar la actual crisis sanitaria. 

Laboratorio de Tecnología Nuclear de Experimentales

El grupo de investigación ‘Estructura de la Materia - FQM318’ de la UHU, liderado por el profesor Ismael Martel Bravo, recogió en su laboratorio las impresoras 3D de grupos con instalaciones de espacio más reducidas. En concreto, se ha organizado una granja de catorce impresoras 3D en el laboratorio de Tecnología Nuclear de la Facultad de Ciencias Experimentales. Se trata de un equipo destinado originalmente a fabricar detectores de partículas, que se ha puesto al servicio de la situación de emergencia; una maquinaria a la que, además, se han añadido equipos de impresión cedidos por el Colegio Maristas de Huelva, la Escuela de Arte León Ortega y el Centro del Profesorado de Huelva - Isla Cristina, sin olvidar la colaboración del Instituto IES Pintor Pedro Gómez.

Este grupo de trabajo interdisciplinar cuenta con la dilatada experiencia de profesionales de la talla de José Sánchez Segovia, en equipamiento médico; Carlos García Ramos, en maquinaria de control numérico CNC; y de Isabel Mendoza Cordero, PAS de la Universidad, en la producción y acabado final. Al mismo tiempo, el equipo de trabajo está estudiando otros dispositivos, tales como mascarillas protectoras y un modelo de respirador.

A través de esta iniciativa se ha podido entregar un lote de 240 piezas al Hospital Juan Ramón Jiménez para la elaboración de pantallas protectoras contra el virus, que ha empleado el personal sanitario, en tanto se ponía a punto su producción masiva en empresas de la provincia. Un gesto que se ha coordinado con la gerente de la Fundación Andaluza Beturia para la Investigación en Salud (FABIS), María Victoria Alonso.

Mascarillas desde el Departamento de Didácticas Integradas

Otra de las actuaciones de la UHUha cristalizado gracias a la dedicación del profesor Antonio Alejandro Lorca, que orientó su intervención colaborando con el ‘Grupo Makers Andaluz’, utilizando la impresora 3D disponible en el Departamento de Didácticas Integradas de la Onubense. Según explica el profesor Lorca, “me traje la impresora a mi domicilio para poder comenzar con la impresión de las máscaras que se estaban demandado. Desde entonces, la fabricación de máscaras ha sido continua (15 horas al día) a un ritmo de producción de 1,5 horas la pieza”. En concreto, en un principio realizaron el modelo V6 y, en un segundo periodo hasta la actualidad, el modelo A4. En su caso, la iniciativa surgió a raíz de la convocatoria realizada a través de Telegram por el grupo makers La recolección de piezas se realizó en un primer momento a través de las farmacias locales hasta un punto de centralización onubense para, después, hacerlo de forma autónoma. En cuanto a los materiales, la empresa Polisur de Lepe entregó al principio el acetato y la desinfección necesaria. Actualmente dicha empresa ha llegado a un acuerdo con la Junta de Andalucía para llevar a cabo una producción en serie de máscaras. El material fabricado por el profesor de la Onubense se ha distribuido entre las farmacias de Huelva, el Área de Observación y el Ala de Medicina Interna del Hospital de Minas de Riotinto, así como entre la Policía Local y el Cuerpo de Protección Civil de Valverde del Camino, entre otros colectivos.

En definitiva, diferentes acciones que gracias a personal investigador y profesorado de la UHU están contribuyendo a mejorar la situación de las personas que luchan contra el coronavirus en la provincia de Huelva.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La  Junta medicaliza la residencia de mayores de Aracena
chevron_right
Una empresa de Bonares crea 1.000 pantallas protectoras