Actualizado: 01:17 CET
Martes, 29/09/2020

Huelva

El problema del IES Saltés "no se va a solucionar de un día para otro"

La Junta advierte que lo primero que hay que hacer es "poner las bases de reconstituir los tejidos de confianza entre los sectores de la comunidad educativa"

  • IES Saltés de Punta Umbría.

La Delegación de Educación de la Junta en Huelva ha abordado este pasado lunes con el Consejo Escolar del IES Saltés de Punta Umbría (Huelva) y el Claustro de Profesores la estrategia a seguir para solucionar los problemas "de convivencia" en el centro después de que el mismo claustro presentara un escrito ante la Delegación por "los insultos y agresiones" de alumnos y padres a los docentes.

Así, según han informado a Europa Press desde la propia Delegación, el lunes por la tarde mantuvieron reuniones con sendos órganos, que tuvieron una duración de dos horas cada una, en las que se llegó a la conclusión de "la necesidad de implicar a toda la comunidad educativa" y se informó de que se han hecho gestiones con la Fiscalía y con el propio Ayuntamiento de Punta Umbría" para poner a su servicio "los instrumentos que tienen".

En este sentido, desde la Delegación han asegurado que van a poner a su servicio el Gabinete de Convivencia y el Servicio de Inspección y han señalado que "lo primero" que necesita el centro es "una profunda reflexión sobre las normas de convivencia" y la necesidad de "hacer un plan sólido, que sea producto del consenso y del acuerdo entre todos los sectores de la comunidad educativa".

Por esto, han subrayado que lo principal es resolver el cambio de dirección que se va a dar en el centro y han puesto sobre la mesa "algunas posibilidades de cambio organizativo y metodológico", como por ejemplo el que supondría "las Comunidades de Aprendizaje".

En este contexto, desde Educación han indicado que esta problemática "no se va a solucionar de un día para otro porque este tipo de situaciones requieren soluciones a medio plazo", por lo que consideran que lo primero que hay que hacer es "poner las bases de reconstituir los tejidos de confianza entre los sectores de la comunidad educativa, que el centro tenga un rumbo de liderazgo compartido y para eso vamos a ayudarle nosotros".

Respecto al tipo de ayuda se puede brindar desde Educación, han señalado que van a asesorarles en la realización de planes de convivencia y, si fuera necesario, "formación y todos los recursos que hay en la Delegación, además de trabajar con otros sectores como el Ayuntamiento, las Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía para, todos juntos, intentar solucionar el problema".


Así, a pesar de que consideran que "será un proceso largo", han enfatizado que "de aquí a final de curso vamos a tener un trabajo hecho que nos va a permitir evaluar cómo está la situación después de que los inspectores empiecen a ir en marzo", tras lo que se hará un seguimiento quincenal "para analizar cómo se están poniendo en marcha todas estas medidas, evaluarlas y ver que pasos se están dando y que otros son necesarios".

EL PROBLEMA DEL IES SALTÉS

El claustro del IES Saltés de Punta Umbría (Huelva) presentó la pasada semana un escrito ante la Delegación de Educación de la Junta para dar a conocer "la insostenible situación de insultos, agresiones, tanto física como verbales, y amenazas provenientes de alumnado y padres", en la que, desde hace ya un tiempo, realizan su labor.

En concreto, desde el claustro apuntaron que en lo que va de curso han interpuesto más de una decena de denuncias ante la Guardia Civil y que los llamamientos tanto a Guardia Civil como Policía Local son "casi diarios".

De este modo, según recogían en dicho escrito, demandan que la administración educativa tome medidas "urgentes y excepcionales" que permita realizar su actividad docente "en condiciones que garanticen su salud y seguridad". Han concretado que se dan situaciones de agresiones físicas y verbales con insultos de tal calibre como "gilipollas o puta" y amenazas.

Asimismo, el claustro quiso dejar constancia que esta situación actual "no es novedosa", sino que "se trata de un problema que se ha enquistado en nuestro centro desde hace un tiempo, pero últimamente se ha visto agravada hasta niveles realmente insostenibles que imposibilitan la realización de nuestra labor docente en un ambiente de mínimo respeto o seguridad", motivo por el cual se han puesto en contacto con la Delegación de Educación.

Por su parte, desde Educación han reseñado que esta situación es "producto de un proceso" y que "no se llega de un día para otro", por lo que "justamente lo que tenemos es que analizar a lo largo de ese proceso cuáles son los factores que han influido en que se llegue a esta situación de deterioro".

Además, han asegurado que "estamos hablando de una serie de conductas disruptivas", que "es verdad que son muy disruptivas y eso crea un efecto multiplicador con respecto a la convivencia en general" pero que "no toda la comunidad educativa está destruida. Eso no es así".

APOYO DE CCOO

Por su parte, desde el sindicato CCOO han mostrado su "solidaridad" con el profesorado del IES Saltés y "el apoyo sus reivindicaciones". Asimismo, el sindicato ha asegurado que el centro "ha agotado ya todos los cauces pedagógicos y protocolos para hacer frente a estas agresiones y que "se ha gestionado cada situación siguiendo cada paso".

Por esto, han destacado los "más de mil partes presentados por el personal docente del centro donde quedan reflejados los insultos, agresiones físicas y verbales y destrozos de los que ha sido objeto tanto el profesorado, como el centro".

CCOO ha solicitado que "antes de que los hechos se agraven aún más, ya hay algunos tipificados como delito, solicitamos a la Delegación Territorial de Educación de Huelva que, con independencia que tenga a bien la consideración del instituto como centro de difícil desempeño como se ha solicitado repetidamente, adopte con carácter inmediato las medidas que estime adecuadas para normalizar la situación".

En este sentido, han anunciado que recurren "una vez más" a la Delegación "con objeto que dé respuesta de una manera eficaz a todo cuanto hemos expuesto, pero no descartamos que, en caso que no obtener una respuesta más allá de la meramente informativa y burocrática, recurramos a agentes sociales y autoridades para intentar poner fin a este conflicto por cuantos medios estén a nuestro alcance".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La UHU tiene a 101 estudiantes en Italia, 46 de ellos en la zona cero
chevron_right
Condenados a dos años por extracción ilegal de agua en Doñana