Actualizado: 21:30 CET
Martes, 18/02/2020

Huelva

Rumbo a las semifinales del Carnaval Colombino

Se parte de una visión más real de lo que se verá en el Gran Teatro, augurando que el jurado tendrá que agudizar el oído dada la igualdad en las agrupaciones

  • Una de las agrupaciones del Colombino.

Este martes comienzan las semifinales del concurso Colombino, cuatro días en los que nueve comparsas, dos cuartetos, dos coros y once murgas o chirigotas se enfrentarán de nuevo en las tablas del Gran Teatro mostrando sus mejores letras para convencer a un jurado que ya emitió el pasado sábado su primera criba. 

En esta fase partimos de una visión más real de lo que podremos ver en estos días, observando claras evidencias de aquellas agrupaciones que se juegan de forma más directa ese ansiado pase a la gran final que podremos disfrutar el próximo sábado. Estas preliminares que hemos disfrutado comenzaron con cierta expectación, sobre todos por las ausencias importantes, como la comparsa de Víctor Quintero -una de las favoritas de la capital- o la de Raúl Barneto, que por circunstancias no ha logrado estar presente. Chirigotas de la talla de los hermanos Blanco, la de Pepito de Punta Umbría o la de la Peña de los Pollos denotaron cierta inseguridad, pero las nuevas alineaciones presentadas han minimizado el impacto, dejando una primera fase más que aceptable, aunque con agrupaciones participantes muy noveles, a las que aún les falta recorrido, a pesar del buen hacer que ya profesan.

Como cada año, las sorpresas han sido muy positivas, augurando una segunda fase controvertida para los señores del jurado, que tendrán que agudizar el oído para tomar las decisiones más acertadas dada la igualdad que se observa en las modalidades de comparsas o chirigotas. Está claro que muchos de los grupos tendrán que jugar sus mejores letras para superar a sus respectivos rivales si desean mantenerse en la ‘pomada’.

Para los que seguimos cada año este certamen de coplas, se nos hacen muy difíciles las despedidas tras los diferentes fallos que tendremos durante la evolución del concurso, siendo conscientes siempre del esfuerzo de todas las agrupaciones por mostrar sus mejores galas, agradeciendo en todo momento su entrega y compromiso y deseando que dichos fallos se tomen como meros tramites en ese afán de superación, aunque en muchas ocasiones no se coincida con el resultado oficial.

Nuestras previsiones en cuanto a los pases que se esperan para la gran final serán de cinco comparsas, dos coros, cinco murgas o chirigotas y dos cuartetos, esperando siempre que llueva a gusto de todos, algo difícil en certámenes de esta calidad, en el que la noche de los cuchillos largos, yo llevaré paraguas. Que ustedes lo disfruten. 

Las formas eclipsan el fondo


Uno de los valores fundamentales que debe tener cualquier persona que asume un rol con cierta responsabilidad es sin lugar a dudas el respeto hacia los demás, a su trabajo y esfuerzo y sobre todo, a la entidad que representa. En estos días no cesan las quejas constantes de faltas de respeto hacia carnavaleros en particular y grupos en general por parte de responsables de nuestra federación, algo que comienza a preocupar a los que conformamos esta fiesta. 

En esta tesitura en la que nos encontramos, donde existen versiones de todas las índoles, no deseo entrar en buscar razones que alimenten aún más este desconcierto absurdo que estamos viviendo, deseando que se limen las asperezas para el bien de todos. En estos momentos tan complicados para el Carnaval Colombino, existen comentarios muy desconcertantes que se extienden por las redes, por los grupos de WhatsApp o vía telefónica que dañan la imagen que siempre ha tenido nuestro Colombino, que con febreros de mayor o menor participación, mayor o menor calidad, el trato siempre ha sido digno, siendo garante de la continuidad de las distintas agrupaciones que llegan a nuestra fiesta, más allá de la frustración que ocasionan los fallos del jurado, que suelen ser aceptables dentro del contexto.

La seriedad de todo lo que estoy viviendo en estos días va más allá de quiénes llevan la razón -las formas eclipsan el fondo-, más bien está en las carencias que observo para razonar y minimizar este impacto que se está generando negativamente sobre el Carnaval de Huelva, algo que no nos merecemos todos aquellos que contribuimos a fomentar, potenciar y difundir de una u otra manera una fiesta que nos está constando consolidar y en la que seguiremos trabajando cuando esta Fopac ya no esté al frente.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La II 'Carreta Solidaria' recorrerá Huelva del 13 al 15 de febrero
chevron_right
Las obras del Banco de España se reanudarán después del verano