El tiempo en: Andalucía
Sábado 16/01/2021

Huelva

La jueza niega a Montoya pruebas para situar a su ex en El Campillo

La titular del juzgado entiende que las hipotéticas pruebas que el acusado de la muerte de Laura Luelmo quiere analizar "podrían estar contaminadas"

  • Bernardo Montoya.

El Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino ha negado a la defensa de Bernardo Montoya, en prisión por la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo en diciembre de 2018 en El Campillo (Huelva), la práctica de dos pruebas que perseguían situar a su exnovia, Josefa G.C., en el pueblo cuando sucedieron los hechos.

Montoya responsabiliza a esta mujer de la muerte de la joven desde que en abril de 2019, en sede judicial, se retractara de su declaración inicial de autoinculpación; asegurando que fue ella, que actuó movida por los celos, y que el se echó la culpa "por amor y porque no estaba en condiciones muy idóneas".

Esta mujer sostuvo, durante su declaración ante la jueza que instruye el caso en mayo de 2019 que, en la fecha de los hechos, se encontraba en otro lugar distinto a donde ocurrió el crimen, si bien, una de las líneas de la defensa de Montoya, que lleva el letrado Miguel Ángel Rivera, es demostrar que sí que estuvo en El Campillo.

Para ello, según ha explicado a Efe Rivera, se había solicitado la práctica de una diligencia de entrada y registro en la vivienda de El Campillo en la que residía Montoya para "requisar y analizar un tazón Josefa habría tomado café el día de los hechos"; asimismo, había solicitado que se extrajera de las pertenencias personales de su cliente custodiadas en prisión un mechero que también tendría las huellas de ella.

Sin embargo, ha lamentado Rivera, ambas pruebas han sido denegadas al entender la jueza, en general, que "podrían estar contaminadas", cerrándose así la posibilidad de demostrar, por esta vía, la presencia de Josefa junto a Montoya y en El Campillo cuando tuvieron lugar los hechos.

Mientras tanto, ha señalado continúa a la espera de conocer los resultados de las pruebas médicas a las que fue sometido el pasado mes de septiembre que vendrían a constatar o no su impotencia sexual; y de que se le cite para practicarle pruebas en relación con un posible transtorno de personalidad.

COMENTARIOS