Actualizado: 15:37 CET
Jueves, 27/02/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Spanish coffee

Caminar España

Publicado: 19/01/2020 ·
10:22
Actualizado: 19/01/2020 · 10:22

Caminar por los 1.500 kilómetros de la Vía Augusta desde los Pirineos hasta Cádiz debería ser el deporte parlamentario en España.

La tierra en la nació Séneca no puede ser mala tierra. La riqueza lingüística de este país, la mezcolanza cultural de tantos pueblos en su historia, la grandeza de sus expediciones globales, la belleza de su época islámica, la extensión y repercusión de su lengua por el mundo o el siglo de oro español son admirables y deslumbran al mundo entero. En cada rincón de este país hay ciencia, arte o retales de la historia de los tartesios, fenicios, griegos, romanos, celtas, visigodos, almohades, nazaríes, de todo lo que fue y es España.

Ocurre que la España actual es un ingente crisol de culturas y gentes en un magnífico recipiente, pero mezclados con muy mala mano. España, que solo fue una provincia de Roma,llegó a ser el mayor imperio mundial durante la edad moderna. Hoy se debate entre el ser una, varias o romperse de nuevo en territorios medievales. Basta mencionar la palabra España para decantar hacia abajo a los que les espanta su simple alusión y persiguen el retorno a las tierras tolkienanas del independentismo.

En la entrada en Cataluña de Don Quijote lo primero que le ocurre es un encuentro con bandoleros conducidos por Roque Guinart. Lo rodearon y le hablaron en lengua gascona y en catalán. Pero a diferencia del trato burlón y despectivo que recibió el rancio caballero en su tierra manchega, los bandoleros catalanes lo trataron con dignidad y decoro. Fue en Barcelona donde Don Quijote vio por primera vez el mar, el que no tenía Castilla. Cervantes elogia a Barcelona“archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y única en sitio y en belleza”.

Así es España. Tierra diversa que se ensancha conforme se la camina y se la conoce. Caminar por los 1.500 kilómetros de la Vía Augusta desde los Pirineos hasta Cádiz debería ser el deporte parlamentario en España. Si Puigdemont, Comín o Junqueras hubieran conocido verdaderamente España no la querrían abandonar. Su ignorancia los hace atrevidos figurantes de una novela de ocultación épica como la que protagoniza Frodo Bolsón escondiendo el anillo de Sauron.

Caminar España debería ser mejor ejercicio para el cuerpo y para la mente que el deporte profético de la independencia de algunos paisanos de la tierra de los buenos bandoleros de Perot Rocaguinarda, el Roque Guinart de Cervantes. El mismo que finalmente fue indultado por el virrey de España en 1611 a cambio de ser oficial de los tercios españoles asentados en Nápoles. Hoy parece que volveremos a encontrarnos sobre aquellos mismos pasos de la realidad novelada de nuestro país, porque la buena realidad siempre supera a la mejor ficción. Caminemos España para encontrarla.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Autor en Andalucia Información

Juan Miguel Becerra Vila

Doctor en Pensamiento y Analisis Político. Consultor electoral y Director de SW Demoscopia

Spanish coffee

Spanish coffee es un blog en el que el autor analiza la actualidad política del panorama nacional

VISITAR BLOG
Publicado: 19/01/2020 ·
10:22
Actualizado: 19/01/2020 · 10:22
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Huelva patrocina sus bondades en Fitur
chevron_right
Inahia Blanch Pozuelo, nueva alcaldesa infantil de Huelva