Actualizado: 01:35 CET
Miercoles, 29/01/2020

Huelva

Catorce meses de cárcel por dar un puñetazo y amenazar a su pareja

La sentencia recoge que la relación estuvo marcada desde tiempos tempranos por faltas de respeto mutuas

  • Audiencia Provincial de Huelva.

El Juzgado de lo Penal 3 de Huelva ha condenado a un hombre a 14 meses de cárcel por agredir a la que era su pareja, con la que mantenía una relación de altibajos, por propinarle un puñetazo en un ojo en una ocasión y amenazar con pegarle en otra estando ya terminada dicha relación.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, lo considera responsable de un delito de lesiones sobre la mujer por el que le impone 8 meses de prisión, privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años y prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima durante dos años así como a indemnizarla en 300 euros.

También lo responsabiliza de un delito de amenazas leves por el que lo condena a 6 meses de prisión, privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años y prohibición de aproximación y comunicación durante dos años.

Se acuerda la suspensión de la pena durante dos años condicionada a que no cometa un nuevo delito en ese plazo, cumpla la orden de alejamiento, que participe en un programa formativo y/o educacional y que abone la responsabilidad civil.

Se considera probado que el acusado, mantuvo una relación de afectividad con la víctima de unos dos años de duración.

El 24 de diciembre de 2016 acudió la pareja a una casa junto a unos amigos a celebrar la Nochebuena y en un momento determinado el acusado con ánimo de atentar contra su integridad física le dio a Laura un puñetazo en el ojo izquierdo pudiendo ver una amiga de la perjudicada así como el personal del piso tutelado en el que residía los signos de tal agresión pero no acudiendo al médico ni a denunciar los hechos.

La relación estuvo marcada desde tiempos tempranos por episodios de ruptura y reconciliación a iniciativa de ambos de forma indistinta, donde las faltas de respeto mutuas eran casi diarias y la celotipia de ambos manifiesta.

Finalizada la relación, en mayo de 2017, se produjo un encuentro entre ambos en una discoteca de Huelva iniciándose una discusión entre ellos en el interior que prosiguió fuera, y después de una situación en la que la perjudicada llegó a autolesionarse golpeándose contra un banco, ésta se marchó a casa y fue seguida por el acusado quien logró tras una gran insistencia le abriera.

Una vez allí prosiguió la discusión y el acusado, con ánimo de menoscabar la tranquilidad y sosiego de ella, levantó la mano haciendo el gesto de querer golpearla, algo que evitó una compañera de piso de la perjudicada.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Bellavista Huelva Club vence a Monacilla en la I Ryder Cup
chevron_right
Rescatan a un mariscador desaparecido al ser sorprendido por la marea