Actualizado: 20:51 CET
Jueves, 21/11/2019

Huelva

La UHU busca mejorar la gestión de su “excesivo” patrimonio

El Plan Estratégico establece como objetivos encontrar “alternativas” para los espacios vacíos y una residencia en El Carmen

  • Un acto de la UHU celebrado en el Campus del Carmen.

La Universidad de Huelva está preocupada por la gran cantidad de “espacios en desuso” que se acumulan en su patrimonio inmobiliario. Así lo recoge en su  Plan Estratégico Horizonte 2021, que fue aprobado por el Consejo Social de la Onubense el pasado 16 de octubre y que establece una batería de medidas dirigidas a revertir esta situación.

Según consta en el documento, la Onubense es consciente de que tiene “un patrimonio inmobiliario a todas luces excesivo en relación a sus necesidades”.

El informe detalla la “dispersión de los campus universitarios” y resalta los casos de La Rábida, donde se mantiene el complejo de lo que fue la Escuela Universitaria Politécnica con “una escasa actividad docente”. El de Cantero Cuadrado, añade, “presenta más del 40% de sus espacios sin uso”, el Ciecem “está cerrado” y el Ciderta “funciona bajo mínimos”. En Minas de Riotinto, la Casa de Dirección “aparece cerrada y sin opciones futuras”.

Por todo ello, la UHU establece como algunas de sus líneas estratégicas las encaminadas a “mejorar y gestionar de forma eficiente y sostenible las infraestructuras de la Universidad” y “potenciar el el desarrollo equilibrado de los Campus de la Universidad”. Asimismo, la Onubense pretende “buscar alternativas para los espacios vacíos, iniciando negociaciones estratégicas”.

Entre sus planes se encuentra también el de “generar un ambiente propicio” para conseguir una residencia universitaria en el Campus del Carmen así como “dar solución”  a la Casa de Dirección de Riotinto.

Como actuaciones concretas relacionadas con este objetivo, el Plan Estratégico incluye la realización de un análisis de “los espacios y las necesidades de la comunidad educativa y del entorno social para una adecuada planificación y puesta en valor de los edificios e instalaciones del Campus de La Rábida” y de un estudio de viabilidad para Campus de Cantero Cuadrado.


Descoordinación

Además de esta necesidad de reorganizar sus infraestructuras, el Plan Estratégico también pone el foco sobre otro problema detectado por la Unidad de Dirección Estratégica, “la descoordinación con el tejido productivo de la sociedad”.

Así, aunque la UHU considera como una fortaleza las “relaciones fluidas” que mantiene con “los distintos agentes socioeconómicos del entorno inmediato” también es consciente de que existe una “limitada transferencia” del conocimiento que ella genera hacia el “desarrollo empresarial” circundante.

“A la provincia le hace falta despegar” dice la Universidad, que asegura estar “empeñada” en afrontar esta tarea motivadora. Para conseguirlo, el documento contempla como línea estratégica “generar una cultura de transferencia del conocimiento vinculado a la docencia y la investigación para dinamizar el desarrollo del entorno” y “desarrollar alianzas estratégicas con empresas para abordar actividades de I+D+i colaborativa”.

La UHU no sólo quiere aprovechar esta sinergia con la economía del entorno sino que su reto es aún más amplio, lograr su “empoderamiento” como institución que lidere “lo académico, lo científico y lo cultural”. En este contexto, considera que “la Universidad de Huelva debe fortalecer el establecimiento de nuevas colaboraciones en el entorno cultural, económico y social”.

Asimismo, ven una oportunidad de desarrollo para la institución académica en las “relaciones con Europa, Portugal, América Latina y el Magreb y su entorno geográfico, a partir de un rico patrimonio natural y cultural”.

Tirón de orejas

Con objetivos como estos, la Onubense asume que la planificación estratégica “debe enfrentar una enorme tarea”, sobre todo por la situación heredada de la anterior etapa de gestión en el Rectorado.

En este sentido, la UHU recuerda que “cuando el actual equipo de gobierno ganó las elecciones en junio de 2017, la Universidad de Huelva estaba tensionada, con un alto grado de descontentos, denunciada y enjuiciada por un Ere encubierto que dificultó niveles de colaboración de consenso y creó un ambiente de trabajo difícil”. Gracias a un “enorme esfuerzo de mediación que todavía no ha acabado”, valoran, aquel “nivel de conflicto” se da por “superado” y ahora se está en “un nivel de discrepancias, con amplios sectores proactivos que pueden llevar al consenso”.

Desmotivación de personal y alumnos

Para la Universidad de Huelva “la prioridad son las personas”. Así de rotundo es el Plan Estratégico Horizonte 2021 de la institución académica cuando aborda el que considera su principal eje de actuación.

“La Planificación Estratégica apuesta por un proyecto colectivo de Universidad que, desde nuestra identidad, nos haga más fuertes y nos empodere para enfrentar, con éxito, los retos actuales y futuros”, dice el documento.

Para poder hacer realidad esta aspiración, la Onubense topa con el problema de las “desmotivaciones” que ha detectado “en algunos sectores del profesorado, pas y alumnado”. Durante más de 25 años, recuerda la UHU en el documento, se ha venido conformando en su seno un “sistema complejo de relaciones académicas-laborales que ha estado enrarecido por tensiones” en varios aspectos.

Entre estas tensiones se cita “la existencia de una carga docente vacante distribuida asimétricamente, sin que se haya diseñado una normativa que permita realizar los ajustes pertinentes”; “la extrema preocupación por un sistema de investigación cejado y desmotivado de forma  desigual por los sistemas de evaluación”; “una valoración superflua de los sistemas de calidad, que desmotivan al profesorado, al alumnado y a los pas”; y una Relación de Puestos de Trabajo del Personal de Administración y Servicios (PAS) con “una mayoría de puestos bases y pocos intermedios, con serias dificultades para progresar”.

Todo ello, sostienen, “ha generado una falta de motivación por la vida universitaria y la idea de que existe poca consideración del alumnado como persona”. La calidad, añaden, “no se percibe como instrumento de mejora sino como tarea burocrática” y “una cantidad estimable de los recursos humanos tiene como meta la jubilación”. Además, “la edad media de los trabajadores universitarios es elevada, por lo que se observa un proceso de envejecimiento relativo”.

Para hacer frente a esta situación, el Plan Estratégico propone numerosas acciones específicas para cada uno de los tres grupos que forman la comunidad universitaria.

Para los alumnos, además se seguir con medidas  ya en marcha como las becas, habla de crear una web UHU Joven y poner en funcionamiento la comisión de Asuntos y Actividades Estudiantiles.

Para mejorar los niveles de motivación del profesorado la UHU prevé poner en marcha un nuevo modelo de dedicación académica, potenciar la promoción docente e impulsar la movilidad y el plurilingüismo.

La Universidad de Huelva también contempla fomentar la movilidad y el plurilingüismo del PAS.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Sergio Bolado gana II Triatlón Isla Canela-Guadiana
chevron_right
El Recreativo vuelve a la realidad