Actualizado: 16:15 CET
Viernes, 25/09/2020

Huelva

Diputación de Huelva mejora la calidad educativa de menores del Congo

En concreto, y con una subvención de 20.000 euros, se beneficiarán 490 niños de entre seis y doce años de la localidad de Mulwa

  • Diputación mejora la calidad educativa de menores en el Congo.

La Diputación de Huelva, a través del servicio de Cooperación Internacional, y la Fundación Doctor Manuel Madrazo han puesto en marcha un proyecto para la instalación y el equipamiento de una escuela de educación primaria en la República Democrática del Congo con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población mediante la formación y educación de los menores de doce años.

En concreto, y con una subvención de 20.000 euros, se beneficiarán 490 niños de entre seis y doce años de la localidad de Mulwa, Aldea Isingo, Colectividad de Irongo, Territorio de Walungu, según explica el ente provincial en un comunicado.

En 2010, el gobierno congolés creó la escuela Primaria de Umoja, en la localidad de Mulwa, "pero no la dota de las infraestructuras y los recursos necesarios".

La escuela está situada de forma estratégica en medio de tres pueblos y "constituye un espacio necesario para el desarrollo sociocultural de la juventud de esta zona". Por ello asociaciones de mujeres, el director de la escuela y su comité de padres han solicitado mediante Padeco la colaboración de la Fundación y de la Diputación.

El proyecto consiste en la construcción de aulas e infraestructuras básicas (depósito de agua, placas solares, entre otros), el equipamiento necesario para las labores docentes (pupitres y pizarras, entre otros), "asegurando el derecho a la Educación de los menores de la zona y un acuerdo de amistad entre los escolares de Umoja y la localidad onubense de Manzanilla, mediante tecnologías TICS".

Los beneficiarios directos e indirectos se incrementan cada año con nuevas matriculaciones, así que en cinco años, se prevé el beneficio de unos 900 menores y alrededor de 400 familias. Además los diez maestros, el director de la escuela y sus familias, también se benefician directamente del proyecto. Los beneficiarios indirectos son las 198 familias de la aldea de Umoja, padres y madres de los alumnos de la escuela, así como la población general de la comunidad.

La Diputación ha destacado la contribución del proyecto a la estimulación de la economía local en tanto que la mano de obra contratada ha procedido de las comunidades rurales vecinas así como todo el material de construcción ha procedido de proveedores locales.

En este sentido, todos los materiales, bienes, suministros y equipamientos proceden de la región, dando trabajo directo a pequeños artesanos (carpinteros, fontaneros, albañiles y pintores, entre otros). Los ladrillos proceden de hornos de Walungu y el resto de materiales de construcción de Bukavu. Los pupitres, mesas, sillas, armarios, proceden de la madera de los bosques colindantes, que por un proyecto de Padeco y FMM se gestiona de manera ecológica, con reforestación controlada.

También se solicitó un ordenador que ha permitido la comunicación entre los alumnos de la escuela de Umoja y las escuelas de Educación Primaria de Manzanilla, en el contexto del acuerdo de amistad entablado entre la población de ambos pueblos.

La tecnología y la globalización ha permitido conectar a los escolares congoleses y onubenses, "dándoles la oportunidad de traspasar fronteras, conocer sus distintas realidades y ofrecer un ejemplo de equidad".

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Apuntan a La Junta de los Barrancos como origen del fuego de Paterna
chevron_right
La Sierra de Huelva alcanza el 80% de ocupación en verano