Actualizado: 13:39 CET
Miercoles, 23/10/2019

Huelva

La empresa justifica la actuación en las dunas fósiles de Doñana

Asegura que realizó una rampa de acceso a la playa en el Médano del Asperillo sobre un camino preexistente y lamenta el "daño irreparable" que han sufrido

  • El Asperillo, entre Mazagón y Matalascañas.

La empresa de turismo activo de rutas a caballo en Matalascañas que hace unas semanas provocó daños a las dunas fósiles del Médano del Asperillo, en el Parque Nacional de Doñana, realizando una rampa de acceso a la playa, presuntamente sin autorización, asegura que se actuó en un camino preexistente.

'Doñana Hípica el Pasodoble', en un comunicado difundido a través de Doñana Comunicación, ha indicado que viene desarrollando la actividad de rutas de paseo a caballo por la zona marítimo-terrestre próxima a Matalascañas desde hace más de 35 años, siendo una de las pocas actividades ecoturísticas existentes en esta localidad, para lo que ha utilizado diferentes accesos a la playa existentes.

En este tiempo, la dinámica del litoral, en el tramo comprendido entre Matalascañas y Mazagón, ha supuesto que, de manera directa por acción del mar, cada año sean miles las toneladas métricas de arena que son literalmente arrancadas de los acantilados, algo que ha motivado que haya sido necesario, por parte de las distintas corporaciones municipales, mantener y adecuar los distintos accesos.


En el caso concreto de la zona en la que opera dicha empresa, hay identificados hasta cinco caminos de bajada a la playa que se han venido utilizando en los últimos 20 años, si bien los graves destrozos provocados por el mar durante los últimos años "quedando total o parcialmente inutilizables".

Ante la imposibilidad de utilizarlos con un mínimo de seguridad por sus clientes y el resto de usuarios, 'Doñana Hípica el Pasodoble' solicitó al Ayuntamiento de Almonte para esta temporada estival que dispusiera fórmulas a fin de dar una solución factible para recuperar alguno de ellos, proponiendo aquel en el que se ha actuado por ser "el único punto de todo ese tramo de costa donde el mar no estaba combatiendo en estos momentos".

"En ese punto en concreto, existía un acceso totalmente practicable hasta no hace muchos años y una imagen de satélite del año 2016 evidencia que, en el lugar exacto donde se ha realizado la actuación, ya existía dicho acceso a la playa", se ha apuntado desde la empresa.

En la actualidad, y ante la paralización de las labores de recuperación del acceso por orden judicial, "es imposible por nuestra parte y por los demás usuarios acceder a la playa" y, por ende, "prestar los servicios que demandan nuestros clientes" por lo que "después de casi 40 años" se ven obligados "a cerrar sus instalaciones y cesar en su actividad".

Por último, han remarcado "el daño irreparable económico y de imagen" que han sufrido por todo lo sucedido. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Piden a la Junta que dé explicaciones sobre la Huelva-Cádiz
chevron_right
El programa Cultura en los Barrios arrancará a primeros de octubre