Actualizado: 20:35 CET
Domingo, 19/01/2020

Huelva

El dispositivo del traslado, en el Plan de Emergencias andaluz

La Blanca Paloma ya luce galas de pastora a la espera de volver a su pueblo en apenas tres semanas

  • Ermita de la Virgen del Rocío.

La inminente Venida de la Virgen del Rocío a Almonte, que tendrá lugar entre el 19 y el 20 de agosto, contará con un plan de seguridad y tráfico sin precedentes en la historia de este acontecimiento.

Así lo determina la inclusión en él de medidas inéditas hasta ahora en traslados anteriores de la Patrona almonteña a su pueblo para ordenar todo lo posible el ingente caudal de público que se prevé que asista en algún momento de su desarrollo y que se estima por encima del millón de personas, según la experiencia de la Venida de 2012. El plan, que será presentado con todo detalle en los próximos días, contempla medidas novedosas que velarán por la seguridad de todas las personas que harán el camino junto a la Pastora.

La alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, afirma que “hay novedades importantes para velar por la seguridad de las miles de personas que asistirán a este traslado y que justifican por sí solas la activación del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía bajo la coordinación de la Junta, como se acordó en la reunión del comité técnico del Plan Venida que se celebró el pasado jueves en el Acebuche”.

Por su parte, Macarena Robles, concejala de El Rocío en el Consistorio almonteño y coordinadora del Plan Venida indica que “después de muchos meses estudiando desde el Ayuntamiento de Almonte todos los escenarios posibles y tomando decisiones para establecer el mejor marco de seguridad para los ciudadanos, entendemos que apoyarnos en la experiencia, solvencia y fiabilidad de dispositivos tan similares a éste como el Plan Romero es muy importante para que, en efecto, el traslado de la Virgen del Rocío a Almonte y el impresionante movimiento humano que ello supone sea completamente seguro”.

De otro lado, la Virgen del Rocío luce ya sus galas de pastora en el alta mayor de su basílica en la aldea a la que da nombre, cumpliendo la tradición de engalanarla así a apenas tres semanas para que regrese a su pueblo, algo que se repite cada siete años.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
"El proyecto de Fertiberia es bochornoso e impresentable"
chevron_right
Perseguidos "como animales" por defender el uso del agua