Actualizado: 13:34 CET
Domingo, 08/12/2019

Matrícula de deshonor

De nada

Publicado: 08/07/2019 ·
13:19
Actualizado: 08/07/2019 · 13:19

Jamás se me ocurriría ridiculizar públicamente a quienes han estado al lado del Recreativo de Huelva, aunque fuese sólo una vez


Estoy un poco confuso con todo el tema del Recreativo de Huelva. Parto de la premisa de que no me gusta el fútbol, y aún así, siempre tendré un hueco para hablar de un equipo que representa a mi ciudad, es más, no tengo otro al que seguir. Siempre he creído que el Decano va más allá del Estadio de fútbol, y siempre que se ha pedido ayuda, dentro de las posibilidades de muchos onubenses, les guste o no este deporte, en general la ciudadanía se ha volcado, más de lo que se esperaba, y yo, entre ellos.

La suerte no acompañó este año, y a pesar del inmenso esfuerzo del equipo, de los benditos socios, y de los miles de euros del Ayuntamiento, la miel se quedó en los labios. Imagino que para el próximo año se complican de nuevo las situaciones y debe comenzar un nuevo proyecto con ciertas adversidades que habrá que solventar -aunque no me gusta el fútbol, intento estar al tanto-, y no será tarea fácil. Nuevos jugadores, nuevo entrenador, más inversión y a ilusionarnos otra vez, esperando que sea el próximo año el definitivo para ascender.

En estos días he leído mucho en las redes sociales, sobre todo, reproches a los onubenses: “Ahora nos quedamos los de corazón, los de verdad”, y seguramente será así, pero me resulta una actitud irrespetuosa y desagradecida despreciar de tal forma a tanta gente que, de una u otra manera, han aportado su granito de arena, han contribuido en algunos momentos claves, han empujado, mucho o poco, en este camino que nunca fue sencillo. Jamás se me ocurriría ridiculizar públicamente a quienes han estado al lado del Recreativo de Huelva, aunque fuese sólo una vez.

Han sido muchas las frases leídas en las redes de algunos recreativistas de “sangre azul y blanca” que han repudiado de forma tan denigrante a quienes han puesto su dinero y tiempo para apoyar al Decano, en muchos casos, sin esa afición tan férrea. Palabras absurdas, estúpidas, impropias e inmerecidas que no voy a transcribir. Por suerte no es algo generalizado y, gracias a muchos seguidores incondicionales, he aprendido a valorar más el concepto que implica ser Decano del futbol español, a conocer más y poner en valor una historia que va más allá del juego en sí, hasta el punto de sentirme parte de un colectivo -salvando las distancias- que vive con tanta intensidad y pasión este escudo.

Pero no se puede imponer algo que no se tiene, no se puede insultar por no tener ese sentimiento que muchos poseen, y sí se puede transmitir y compartir todo lo bueno que esa pasión puede llegar a generar, y ahí es donde está la diferencia. Yo no entraré en los gastos que está generando dicha situación en Huelva, y si es contraproducente o no todo lo que el ayuntamiento está invirtiendo, pero sí creo que es fundamental agradecer a todos los que han contribuido en estos años a levantar a un equipo que estaba abocado a la desaparición y que aún sigue en pie y apoyado por miles de seguidores incondicionales, aunque sólo sea por un día.

 


COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG
Publicado: 08/07/2019 ·
13:19
Actualizado: 08/07/2019 · 13:19
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cuatro detenidos por robar en una empresa del Polo Químico de Palos
chevron_right
CCOO analiza el curso escolar 2018/19 con sus “luces y sus sombras”