Quantcast
El tiempo en: Andalucía
29/05/2022  

Huelva

Condena por la muerte de dos empleados por silicosis en una marmolera

Cuatro personas condenadas a quince meses de prisión por su relación con una empresa marmolera de Huelva

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Palacio de Justicia de Huelva.

El Juzgado de lo Penal 2 ha condenado a cuatro personas a quince meses de prisión que tenían distintos cargos o relación con una empresa marmolera de Huelva después de que dos de sus trabajadores murieran por silicosis y otros tantos sufrieran problemas al no adoptarse las medidas de prevención oportunas.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, los considera responsables de un delito contra los derechos de los trabajadores, de homicidio imprudente y lesiones imprudentes, y en la misma se aplican las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas y de reparación del daño, ya que la empresa indemnizó a los perjudicados antes de la celebración del juicio.

Se considera probado que la empresa, constituida en 1987, se dedicaba a la fabricación de encimeras para cocina y baño, mediante el tratamiento de piedra natural -mármol, arenisca y granito-, incorporando antes de 2004 el tratamiento de piedra artificial, conglomerados de cuarzo, en concreto "silestone".

El acusado J.M.R. ostentó la condición de gerente y administrador único de la empresa hasta 1994, año en que delegó en su hijo, el también acusado J.M.M., pero conservó y compartió con este la dirección y la gestión de la compañía.

Por su parte, D.M.G. intervino en los hechos en calidad de técnico de prevención de riesgos laborales de la sociedad Fremap asignado a la empresa desde que en mayo del 2004 se concertó entre ellas la actividad preventiva de la compañía en sus cuatro modalidades, y F.J.L.H., como médico de la aseguradora.

Pese a lo contratado con Fremap hasta 2009, el servicio de prevención se limitó a efectuar mediciones de polvo en general sin realizar mediciones especificas de polvo de sílice que pudieran acreditar los niveles los que estaban expuestos los trabajadores en cada puesto de trabajo, revelando las primeras realizadas niveles superiores entre un 170 % y 350 % del valor límite permitido; tampoco se aplicaron hasta 2009 los protocolos de vigilancia de la salud de neumoconiosis (silicosis).

La empresa marmolera no implantó en ninguno de los dos talleres en los que se desarrolló su actividad durante más de 20 años, mecanismos de control de la generación y emisión del polvo ni se instalaron hasta 2010 sistemas de ventilación por extracción localizada o dilación en las zonas de generación de polvo ni ningún procedimiento de limpieza en húmedo.

Los empleados de la marmolera realizaban habitualmente sus trabajos sin el empleo de ningún equipos de protección individual para las vías respiratorias.

Como consecuencia, continúa la sentencia, adelantada por el digital www.diariodehuelva.es de la larga exposición al polvo de sílice que supuso para los trabajadores el desempeño de sus trabajos en las condiciones expuestas, todos los miembros de la plantilla contrajeron la enfermedad de la silicosis, llegando incluso dos de ellos a fallecer como consecuencia de la misma.

TE RECOMENDAMOS