Actualizado: 11:38 CET
Domingo, 18/08/2019

Huelva

Decano hasta la muerte (1-1)

Los albiazules reman a contracorriente durante toda la eliminatoria y terminan cayendo en la orilla por un gol en el descuento

  • Recreativo.

Al grito de “¡Decano hasta la muerte!” de una afición entregada a un equipo que se mereció mucho más. El Recreativo de Huelva cae eliminado en la segunda fase de ascenso a Segunda división de la manera más cruel. Un gol en el último minuto acabó con todas las ilusiones de un Decano que deberá afrontar un año más en Segunda B, un pozo del que es muy difícil salir. El Mirandés se jugará el ascenso en 180 minutos.  

El Decano remó a contracorriente desde el minuto 3 en Anduva. Disfrutó de ocasiones, luchó y se dejó el alma en una eliminatoria que nunca debió terminar así. Desde el primer minuto salió el Recre con el afán de marcar. Caye Quintana probó fortuna en el primer minuto del choque. El estadio Nuevo Colombino prácticamente lleno rugió como en las mejores citas de la historia del club decano.

El guión fue el mismo de Anduva: el Recreativo con la posesión de balón y el Mirandés ordenado en defensa. El problema fue la falta de gol. Una y otra oportunidad para abrir el marcador y siempre con la misma sensación de vacío. Cada fallo en los últimos metros era un mazazo más en el corazón de los recreativistas. Caye Quintana cabeceó desviado en el 31’. Sin embargo, durante fases de la primera mitad, el Recre estuvo lento y demasiado nervioso. Pasaban los minutos y no hacía dudar al Mirandés, que apenas se acercó al balcón del área de los onubenses.

Ya en la segunda parte se vio a un Recre con mayor claridad de ideas. No había ya nada que perder y el equipo sabía que debía dar ese paso adelante para igualar la eliminatoria. Y el gol llegó pronto. En el minuto 64’, Iago Díaz, que acababa de entrar al campo, llegó a línea de fondo y puso un balón en el corazón del área. Allí, Caye Quintana se adelantó al defensor y remató. Limones despejó pero el balón le volvió a caer a Caye, que remató de cabeza al fondo de la red. Era el 18ª tanto del delantero isleño de la temporada.

El Recre igualaba la eliminatoria y quedaba casi media hora por delante. El partido se abrió y el Mirandés dudó. Los albiazules fueron a pecho descubierto a por la victoria. Caye Quintana rozó el gol tras una galopada de Tropi, que rompió las líneas. Jesús Valentín cabeceó un buen saque de esquina lanzado por Víctor Barroso. La afición recreativista no paraba de animar y estaba a muy pocos minutos de llegar la eliminatoria a la prórroga.

El técnico recreativista, José María Salmerón, dio entrada a Marc Caballé a falta de diez minutos para el final y quitó a Alberto Quiles. Una sustitución algo polémica cuando quedaba tan poco para terminar. El nerviosismo se apoderó de todos los asistentes en los minutos finales. El Mirandés salió de la cueva y buscó portería contraria. Y la encontró. De la manera más inoportuna. Los visitantes montaron una jugada por banda derecha y Caye Quintana no acertó en acabarla. Paris cabalgó por la banda y se metió por dentro. Soltó un zurdazo y gol. Marc Martínez falló en el momento más inoportuno y esa pelota se adentró en la portería.


Ahí acabó una temporada brillante del Recreativo, que sumó 22 jornadas seguidas sin conocer la derrota. Ahora, el Decano sabe que jugará un año más en la división de bronce del fútbol nacional y que lo más posible es que haya que empezar un proyecto deportivo de cero. La crueldad del final no debe tapar un año que ha ilusionado a toda una provincia.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El cuarto plan de asfaltado, a más del 50% de ejecución
chevron_right
Alevines del Málaga dan la espalda a sus padres en un torneo en Huelva