Actualizado: 16:17 CET
Domingo, 26/05/2019

Huelva

Los acusados del crimen de Cartaya serán trasladados por seguridad

Las familias de ambos están amenazadas de muerte por familiares y amigos de los fallecidos, por lo que se encuentran ocultas y protegidas por la Guardia Civil

  • Cárcel de Huelva.

Los dos acusados del doble crimen de Cartaya, J.M.P.P. y J.A.M.B., ambos naturales de esa localidad onubense, serán trasladados desde la cárcel de Huelva a otras prisiones por motivos de seguridad, según han informado a Efe fuentes próximas al caso.

Las familias de ambos, de hecho, están amenazadas de muerte por familiares y amigos de los fallecidos, por lo que se encuentran ocultas y protegidas por la Guardia Civil.

El día que acudieron al Palacio de Justicia de Ayamonte a declarar, además, cerca de cuarenta agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil vigilaron el recinto con el fin de garantizar la integridad de los arrestados.

El caso está por ahora en manos del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ayamonte, que el 19 de abril ordenó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los detenidos en relación a los cadáveres de dos hombres que fueron descubiertos en una finca de Cartaya, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La jueza instructora atribuye inicialmente a los encausados un presunto delito de homicidio, ya que los dos se acogieron a su derecho constitucional a no declarar en su comparecencia judicial y las diligencias están bajo secreto de sumario.

Los cadáveres, hallados dentro de un pozo en una parcela ubicada en la carretera comarcal H-3402 a las afueras de Cartaya, ocultos debajo de plásticos agrícolas, se corresponden con Samuel Vizcaya, un joven desaparecido desde el Domingo de Ramos en la capital onubense y cuyo vehículo particular fue descubierto calcinado en los alrededores del cementerio de La Soledad; y Manuel Granado, conocido como El Sevillano o El Gitano, de 37 años y natural de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Vizcaya presentaba un tiro, mientras que Granado ofrecía múltiples golpes en la cabeza, lo cual incluso complicó su identificación.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
"Acabar con el chabolismo es una prioridad de cualquier gobierno"
chevron_right
El abogado de Bernardo Montoya solicita su puesta en libertad