Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Condenada por estafar más de 57.000 € a una empresa cárnica

Trabajaba como agente falsificando facturas para quedarse importes de ventas recaudados en efectivo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Palacio de Justicia de Huelva. -

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a 10 meses de cárcel y al pago de casi 74.000 euros a una mujer acusada de estafar más un total de 57.392 euros a la empresa cárnica para la que trabajaba como agente falsificando facturas para quedarse importes de ventas recaudados en efectivo.

La sentencia de conformidad, a la que ha tenido acceso Efe, la considera autora de un delito de apropiación indebida con la circunstancia atenuante de reparación del daño ya que antes de la celebración del juicio La acusada, con anterioridad a la celebración del acto del juicio oral consignó en la cuenta de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva, por un importe de 73.259,13 euros, correspondiente a la cantidad que se quedó más los intereses devengados y las costas procesales.

Además de la pena de cárcel, el magistrado le impone el pago de una multa de 600 euros -cuatro meses a razón de cuota diaria de cinco euros-, con responsabilidad penal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diaria no satisfechas.

Se considera probado que la acusada trabajaba como comisionista y agente desde el 16 de marzo de 2015 para la empresa Frimancha Industrias Cárnicas S.A.

Entre otras obligaciones, la acusada se encargaba de la venta y distribución de carne y productos cárnicos y de recaudar de los clientes el importe de las correspondientes facturas en la ruta "Huelva Condado", que comprendía, entre otras localidades, La Palma del Condado, Manzanilla, Almonte, Bollullos, Chucena, Hinojos, Lucena del Puerto, Moguer, Beas, etc y zonas limítrofes.

Entre diciembre de 2015 y abril de 2016, la acusada, aprovechando tal circunstancia y con ánimo de enriquecimiento injusto, hizo suyos determinados importes de lo recaudado en efectivo, procedentes de facturas de venta, en cantidades superiores a 400 euros, y que no reintegraba ni liquidaba a la empresa.

Para no ser descubierta, dado que debía liquidar a la mayor brevedad lo recaudado, entregaba al cliente cuando éste le abonaba el importe de la correspondiente factura, fotocopia a color de la factura original que emitía Frimancha, conservando ella la original para justificar ante la empresa la vigencia de la deuda, ocultando de esta forma que el importe de la misma le había sido satisfecho.

Ante las quejas de varios clientes a quienes Frimancha reclamaba el cobro de deudas que constaban como pendientes cuando ya habían sido abonadas, se comunicó a la acusada la realización de una auditoría sobre el volumen de facturas pendientes, y para no ser descubierta, el día 18 de abril de 2016, denunció en Palos de la Frontera que le habían robado de su vehículo dos sobres con 32.435 y 16.695 euros procedentes de la recaudación del fin de semana.

Del resultado de la auditoría se detectó una deuda de 8000 euros además de la cantidad que la acusada denunció robada, que reconoció según documento firmado el 22 de abril que debía a la empresa. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN