Actualizado: 21:21 CET
Lunes, 28/05/2018

Huelva

Pablo Comas defiende su inocencia y que no dañó al Recreativo

Momentos de tensión entre el exmandatario recreativista y el abogado de la acusación en la primera jornada del juicio

Pablo Comas.

1

Pablo Comas.

2

Pablo Comas.

3

Pablo Comas.

4

Pablo Comas.

5

Pablo Comas.

6

Pablo Comas.

7

Pablo Comas.

8

Pablo Comas.

9

Pablo Comas.

10

Pablo Comas.

11
  • La defensa se escuda en un informe pericial para probar que no cometió ningún delito
  • La acusación se centra en la apropiación indebida de sus acciones en el Decano
  • Contesta con tono tenso a preguntas sobre la Ciudad Deportiva y Marco

Con un tono altivo y a menudo soberbio y desafiante hacia la acusación particular y la fiscal, el exmandatario del Recreativo de Huelva Pablo Comas estuvo este lunes casi cinco horas sentado en el banquillo de los acusados de la sección 3 de la Audiencia Provincial de Huelva para rendir cuentas ante la Justicia.

Jamás he cobrado ni un euro del Recreativo y sí he puesto mucho dinero, como mínimo 6 millones

No se escondió y contestó a todas las preguntas realizadas en la primera sesión del juicio en el que se le acusa de los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y falsificación de cuentas sociales.

Comas defendió su inocencia, explicó que su gestión no perjudicó las cuentas del Decano y se escudó en un informe pericial para demostrar que no incurrió en ningún delito. Se enfrenta a 18 años de prisión, la nulidad del proceso de compra de las acciones del Recreativo y una indemnización para el club recreativista.

“Entiéndanme, me estoy jugando la vida”, dijo en el único instante de bajón ante el magistrado José María Méndez Burguillos.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Compra del Recreativo

Por partes. Tanto la acusación particular -el Recreativo Supporters Trust- como la Fiscalía centraron esta primera sesión de la vista en la presunta apropiación indebida del Decano en enero de 2012. A Comas se le acusa de un ilícito beneficio patrimonial al tramitar con su empresa Poientose SL  un préstamo del Banco Espíritu Santo de 900.000 euros con el fin de destinarlo al pago de las acciones del Recreativo, cuya entidad tuvo que pagar 887.139,79 euros por el impago de dicho préstamo.

El exmandatario albiazul defendió que no le quedó más remedio que suspender “pagos semestrales” al Banco Espíritu Santo porque había pagos “más urgentes” que debía hacer como salarios, mantenimiento del césped o desplazamientos, para “evitar la desaparición” del Decano.

Comas defendió que no cometió ningún delito de apropiación indebida al basarse en un informe pericial que ha entregado al juez del caso, donde “aparecen todos los movimientos”. Además, explicó que él puso “seis millones de euros” en el club, “cinco de ellos demostrables con facturas”. “Los pagos se realizaron mediante una compensación de créditos. ¿Sabe lo que es?”, dijo Comas con chulería al abogado del Recre Trust, Enrique Arroyo.

Sobre este tema se refirieron Pedro José Urgel y Rocío Portillo, director de la sucursal bancaria y trabajadora del Banco Espíritu Santo. Ambos corroboraron que “las dos primeras cuotas fueron pagadas por Poientose. Después se dejó de pagar”. Además, aseguraron que dicho préstamo tenía dos garantías de pago: un depósito a plazo fijo del Recreativo y el sueldo de Pablo Comas como presidente, que rozaba los “240.000 euros, porque cobraba igual que el futbolista que más ganaba por aquel entonces”.

El juez dirimirá si hay delito en la compra que realizó Comas del Recreativo al Ayuntamiento de Huelva, gobernado en aquella fecha por Pedro Rodríguez, del PP.

Alquiler de la tienda

Otro asunto fue el pago del Recreativo a la mercantil Odelot & MC de 19.800 euros por el alquiler de un año de un local en la calle Méndez Núñez para la apertura de la tienda oficial del club. “El Recre tenía un cuchitril en la calle Rábida y quisimos invertir, no gastar”, comentó el expresidente recreativista.

El problema fue que sólo estuvo abierta esta tienda durante unos meses, “hasta que Hacienda la embargó” por las deudas que ya tenía el Decano con este ente. Comas subió el tono con la fiscal para decirle que era una “acusación falsa, temeraria y fuera de lugar” y acabó diciendo que “me quieren meter en la cárcel por abrir una tienda”.

Ciudad Deportiva

Otro tema escabroso fue el proyecto de la Ciudad Deportiva. “Cuando llegué vi que la que había era una mierda y los padres de los niños de la cantera se quejaban porque estaba muy lejos. En la oferta de compra, cuando fui a la subasta a comprar el Recre, venía la cesión de los terrenos del Tiro Pichón para hacer allí un espacio deportivo. Al señor alcalde se le ocurrió que era mejor cambiar el PGOU y poner allí las Colombinas. Prefirió el aplauso de los feriantes”, explicó el exmandatario recreativista.

Así, la acusación le pidió que si podía demostrar dónde estaban los 483.000 euros que costó dicho proyecto, a lo que contestó que se le gastó de su bolsillo, sin crear perjuicio a las arcas del club. Este proyecto dijo Comas que lo hizo él con la ayuda de “amigos” suyos al realizar viajes a Inglaterra para “encontrar la inspiración”.

Villarreal y Marco Ruben

El último de los temas a tratar fue el 10% de los ocho millones de euros que no percibió el Recreativo cuando le pertenecía por contrato del traspaso de Marco Ruben del Villarreal al Dinamo de Kiev. “Me llamó Fernando Roig -presidente del Villarreal- y me dijo que o 250.000 euros o nada. Le dije que vale, 250.000 euros más los traspasos al Recre a coste cero que se produjeron después de Joselu y Toño. Al final, el Recre ganó 500.000 euros seis meses después por el traspaso de Toño al Levante”, argumentó Comas para demostrar que no hubo una administración desleal al Recre.

Este martes seguirá la segunda sesión del juicio en la sección 3 de la Audiencia Provincial de Huelva.

Seis testigos aportan más datos sobre la gestión de Comas

Nada más comenzar la primera sesión del juicio, la acusación particular del Ayuntamiento de Huelva aportó un informe jurídico del oficial mayor del Consistorio en el que se destaca que en el proceso de venta de las acciones que adquirió Gildoy España del Recreativo no se incluyó ninguna cesión de terrenos del Tiro Pichón para la construcción de una nueva Ciudad Deportiva.

Posteriormente, tras el interrogatorio a Pablo Comas, seis testigos aportaron más datos sobre la gestión de éste al frente del Decano. Tres de esos seis testigos eran los administradores concursales Carlos González, Nicolás Molina y Francisco Manuel Campón, que confesaron que sus obligaciones eran las de “supervisar los actos económicos del Decano mientras que estuviera en Ley Concursal”.

Lo más importante es que reconocieron que “hubo incidencias” en la gestión de Comas y que “no” les constaba “ninguna solicitud de una pignoración -dar una cosa en prenda como garantía del cumplimiento de una obligación-” para hacerse con las acciones del Recre.

En la vista de este martes testificarán Fernando Roig, presidente del Villarreal; Antonio Martín, exconsejero del Decano; y Antonio Márquez Barba, auditor y representante de ‘Leal & Martín’.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Andaluc�a Informaci�nAndaluca Informacin