Actualizado: 14:55 CET
Jueves, 05/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Llamada a la solidaridad tras su segunda recaída en la leucemia

Marcos Rosa, un joven onubense, hace una campaña para captar donantes de médula a través de las redes sociales

  • Marcos Rosa
  • Pretende que aumente el número de donaciones en toda Huelva con el hashtag #Donatumedula
  • Tiene 26 años y lleva nueve afrontando esta “gripe larga” con “optimismo”
  • Sin margen: tiene dos meses para hallar médula compatible para el necesitado trasplante

Marcos Rosa es un joven onubense, de enero de 1991, alegre y luchador. Con sólo 17 años le diagnosticaron una leucemia linfoide aguda. Una enfermedad que afecta a alrededor de 5.000 personas en España le golpeó a él. Una proliferación incontrolada de células anómalas -hasta un 80% de la sangre en su cuerpo- se infiltraron en su médula ósea, impidiendo la producción de las restantes células normales.

Si por cada ánimo que recibo consiguiera una donación, sí estaría contento

A base de una sesión tras otra de quimioterapia venció a ese maldito mal. Sin embargo, casi tres años más tarde y en su última revisión para certificar que ya no había resto de ello en su organismo, Marcos tuvo una recaída. No era ese 80%, pero sí un 8%. Nuevamente recibió la dureza de la quimio y volvió a ganar la batalla tras vivir un gran calvario.

Estudiante de Psicología en la Universidad de Huelva y dedicado al marketing y publicidad en Internet, su sueño es crear una plataforma online de psicólogos, para que cualquier persona pueda optar a un buen precio a un profesional.

Marcos llevaba casi dos años haciendo una vida prácticamente normal. Hace unas semanas su médico le dio su peor diagnóstico: un 0,9% de esas dichosas células habían vuelto. Segunda recaída y tercera vez que debe enfrentarse a la leucemia. Y esta ocasión es diferente: ahora necesita un trasplante de médula. Por el momento, este joven onubense lleva unos días ingresado en el Hospital Juan Ramón Jiménez para recibir una leve quimioterapia mientras espera a un donante compatible.

Tiene dos opciones: una de ellas, pasarse ocho días de quimio y tres semanas fuera del hospital; y la otra es que aparezca su salvador para que le hagan el ansiado trasplante en Sevilla. Y en las dos está dispuesto a luchar.

Eso sí, los médicos le han dado un margen. Si en dos meses no encuentra donante se le complica su vida, ya que, por probabilidad, lo normal es que en el Banco de Donantes de Médula Ósea encuentren una compatibilidad en cuestión de un mes.


Por ello, Marcos ha hecho una llamada a la solidaridad de toda Huelva y ha puesto en marcha una campaña para captar donantes de médula a través de las redes sociales. “Si por cada ánimo que recibo consiguiera una donación, sí estaría contento”, ha confesado este joven a Viva Huelva.

“Si mil personas dicen que me muestran su ánimo y me dicen que están para lo que quieran pero luego no donan, es un total fracaso”, ha comentado Marcos, que ha lanzado esta pregunta: “¿Quieres ayudarme en algo? Hazte donante”. Así, a través de las redes sociales, Marcos ha colocado los hashtags #Ayudameaconseguirlo y #Donatumedula  para que aumente el número de donaciones. “Invito a que todos se hagan una foto con su tarjeta de donante”, ha indicado a este diario.

Animado y positivo
Marcos vive “partido a partido, animado y positivo” porque está convencido de que saldrá de esta “gripe larga” de una vez por todas. Acompañado por familiares y amigos dice que no le rodea un ambiente de enfermedad, sino que “parece que muchas veces pasan los días y está olvidado”.  

Sus compañeros de la Universidad también están trabajando para hacer una campaña de donaciones de médula. Toda ayuda es poca. Marcos está ante el reto de su vida y necesita tu ayuda.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La Junta “no pone plazos” a las obras el IES La Rábida
chevron_right
La Junta impulsa una estrategia de crecimiento en la sanidad de Huelva