Actualizado: 14:18 CET
Martes, 04/08/2020

Huelva

Importantes investigadores alertan de los riesgos para el Ciecem con los despidos

Las no renovaciones de ‘Capítulo 6’ ponen en peligro la continuidad de muchas actividades y el desarrollo de este gran centro científico

  • Instalaciones del Ciecem

Niels-Henrik Norsker es el responsable de Bio Topic, una empresa danesa que desarrolla en el Ciecem un proyecto de investigación sobre la aplicación de las microalgas. El empresario danés ha pagado 78.200 euros a la UHU  para el uso de las instalaciones en el periodo 2013-2016 más los gastos de electricidad y agua.

Días atrás, envió una carta a la vicerrectora de Investigación, María Regla Fernández, a la que ha tenido acceso a Viva Huelva,  poniendo en valor la labor de los trabajadores de Capítulo 6 que allí desarrollan sus funciones, y alertando de los perjuicios de dejar de contar con ellos a partir del día 31. En la misiva, Norsker alababa la “ayuda profesional y apoyo” recibido en los proyectos llevados a cabo por su empresa en el Ciecem, y dejando claro que sin estos profesionales “no hubiera considerado hacer los movimientos personales y profesionales para establecer un negocio aquí”.   

Más allá de esa apreciación personal, que no deja de ser importante, este empresario danés avisa a la vicerrectora  de que los cambios previstos en el personal ponen en peligro las negociaciones que está llevando a cabo con una empresa belga para que se desarrolle su actividad en las instalaciones del Parque Dunar de Matalascañas: “Estoy negociando con Proviron, una compañía química belga, con la que he colaborado desde 2008, sobre el establecimiento de microalgas en este área”.

El principal objetivo es el establecimiento de una industria local de microalgas. “Este espacio es probablemente uno de los más ideales de Europa para el cultivo de microalgas, pero insisto en que las iniciativas industriales extranjeras también dependen profundamente de los contactos con el personal local, las relaciones y la asistencia”, por lo que considera que reemplazar a los actuales trabajadores “no es muy provechoso para atraer a Proviron a la región”.  Por último, Norsker trasladó a la vicerrectora de Investigación que considera “desafortunada” la decisión y su “esperanza” de que sean tenidas en cuenta sus consideraciones.

Carlos Vílchez, es catedrático de Bioquímica de la Universidad de Huelva e investigador del Ciecem. Vílchez explica a Viva Huelva que en Ciecem “desarrollamos en la actualidad proyectos de investigación en biotecnología de algas,  financiados por la Unión Europea”. Para este investigador, “hasta ahora, el personal de administración que viene prestando allí sus servicios ha contribuido con su gestión diaria, de manera muy eficiente, a que las tareas científicas puedan llevarse a cabo. Esto produce, en quienes apostamos por la búsqueda de recursos externos para financiar las tareas investigadoras, la confianza necesaria para seguir invirtiendo tiempo y esfuerzo en ello, sabiendo que la investigación constituye una vía importante de obtención de recursos económicos y que genera actividad profesional para muchos estudiantes egresados de la propia casa académica”.

Ante esto, Carlos Vílchez lanza una reflexión sobre la situación actual de incertidumbre que lleva consigo la decisión del equipo de gobierno de la Onubense de no contemplar en los presupuestos de 2014 la renovación de los trabajadores de Capítulo 6: “Una situación como la actual influye en el día a día de la actividad investigadora y puede afectar a la confianza de quienes deseamos seguir buscando recursos para ello. Por eso es deseable que se puedan encontrar desde la Universidad las vías adecuadas para encauzarla en breve plazo de tiempo”.


Jesús de la Rosa es el investigador principal de la Unidad Asociada UHU-CSIC  de Contaminación Atmosférica. De la Rosa explica a Viva Huelva que en Ciecem se llevan a cabo aspectos como: estudios sobre cambio climático,  mediciones que sirven de base de calibración a la red de satélites de la NASA, y análisis de los componentes químicos del aire a través de la estación de la Red de Calidad del Aire de la Consejería de Medio Ambiente. Para este investigador, prescindir de las labores de los trabajadores de ‘Capítulo 6’ supone una “paralización de  infraestructuras científicas” con la que  “volvemos a pasar el riesgo de lo ocurrido en 2004 cuando se trataban de infraestructuras científicas fantasmas, sin investigadores que le dieran vida”.

Jesús de la Rosa defiende que en la actividad de centros como éste se ha invertido  “una gran cantidad de dinero de fondos Feder  y es un lujo para esta universidad pararlo, con el consiguiente riesgo de parar su investigación y transferencia a las empresas de la provincia de Huelva y Andalucía”.

Por último, De la Rosa criticó la “falta de norte en política científica” que “hasta el momento” está mostrando el equipo de gobierno de la UHU, liderado por Francisco Ruiz,  y que a partir del 31 de diciembre dejará al Ciecem sin cuatro personas que durante más de siete años se han encargado del funcionamiento ordinario del centro, con la apertura y cierre, su coordinación técnica, su gestión económica, del mantenimiento informático, telecomunicaciones y equipamiento científico. Una función imprescindible para que el Ciecem siga siendo un centro de la UHU de alta importancia internacional, y que los dirigentes de la UHU quieren mutilar con estos despidos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los onubenses gastarán más en comida y regalos en Navidades
chevron_right
Ratificado el preacuerdo para aplicar un ERE a 38 trabajadores en Fertiberia