El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

Huelva

Juzgado ordena el desalojo de las familias okupas en poblado forestal de Huelva

La decisión del juzgado es consecuencia del juicio celebrado el pasado 26 de septiembre, en el que la Consejería era la parte denunciante

Publicidad AiPublicidad Ai

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Huelva ha ordenado a las 18 familias que desde hace años ocupan unas viviendas de titularidad de la Consejería de Medio Ambiente en el poblado forestal de Mazagón (Huelva) a desalojar las casas bajo apercibimiento de lanzamiento.

La decisión del juzgado es consecuencia del juicio celebrado el pasado 26 de septiembre, en el que la Consejería era la parte denunciante, y reclamaba el desalojo por considerar que se estaba dando una ocupación ilegal.

En declaraciones a Efe, uno de los afectados, Diego Romero, se ha lamentado de la sentencia misma ya que, aunque no eran pocos los que la esperaban, no saben qué van a hacer ahora, ya que no tienen dónde ir.

En este sentido, ha indicado que la intención de los afectados es recurrir en apelación la decisión judicial, y si no es así "que los papeles para el desalojo lleguen cuanto más tarde mejor".

Romero considera que con ellos, sobre todo con la gente que tiene niños, "se está cometiendo una grave injusticia", por lo que confía en que las declaraciones realizadas la semana pasada por la delegada territorial de Fomento y Vivienda en Huelva, María Villaverde, en la que abogada por buscarles una "alternativa habitacional" pueda "hacerse realidad y nos puedan buscar una vivienda a cambio de un alquiler social o algo".

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia, según publica hoy el diario ABC, considera que en el juicio quedó acreditado que Medio Ambiente es el titular de los terrenos en los que se ubican las viviendas y que, según reconocieron los demandados, "carecen de todo título para ocupar los inmuebles y que no pagan renta alguna por esa ocupación".

El poblado forestal, situado en las proximidades del Parador Nacional de Mazagón, se construyó tras la Guerra Civil para que en él residieran los guardas del Patrimonio Forestal del Estado y lo que en un principio eran chozas, allá por el año 1945 se convirtió en un pequeño núcleo poblacional con la construcción de viviendas, un colegio y una iglesia.

Con el paso de los años y la desaparición del Patrimonio, las casas fueron quedando vacías y "la necesidad" ha hecho que poco a poco distintas familias las hayan ido ocupando.

COMENTARIOS