Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

“En el Año de la Fe, Huelva no va a pasar desapercibida”

Antonio González, presidente del Consejo de Hermandades de Huelva

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Antonio González -

Antonio González García, más conocido en su ambiente cercano como Toni González, ha sido recientemente elegido como Presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Huelva. Su fervor cofrade lo demuestra año tras año delante de los pasos de la Hermandad del Calvario, cada Lunes Santo.  También le podemos ver en presentaciones de conciertos de bandas. En el primer mandato de Modesto Fernández Jurado, fue vocal encargado de la Carrera Oficial. Ahora se sumerge en la mayor responsabilidad del mundo cofrade.

¿Cómo ha cambiado su día a día desde que fue elegido presidente del Consejo?
–Buena la verdad es que ha cambiado muchísimo mi día a día. Ahora tengo muchos compromisos a los que atender, por lo que el trabajo se ha acumulado. La verdad es que nos hemos hecho cargo del Consejo un poco tarde porque así está estructurada la fecha, y ahora que ya estamos dentro, tenemos que trabajar mucho y la verdad que estamos un poco agobiados.

Las decisiones que se tomen de aquí en adelante, ¿serán encuadradas en agradar a cuanta mas gente mejor y tener las menos críticas posibles?, o ¿el Consejo va a tomar y regirse por un criterio propio?
–Nosotros hemos dicho que vamos a echarle muchísima cuenta a la gente sin lugar a dudas. El Consejo es un horno de propuesta y de gestión. Nosotros propondremos y trabajamos y el Pleno de hermanos mayores decide. Vamos a tratar por todos los medios de contentar a todo el mundo, aunque yo sé que eso es tremendamente difícil o imposible, pero cuanta más gente mejor.

¿Cómo ha cambiado su día a día desde que fue elegido presidente del Consejo?
–Buena la verdad es que ha cambiado muchísimo mi día a día. Ahora tengo muchos compromisos a los que atender, por lo que el trabajo se ha acumulado. La verdad es que nos hemos hecho cargo del Consejo un poco tarde porque así está estructurada la fecha, y ahora que ya estamos dentro, tenemos que trabajar mucho y la verdad que estamos un poco agobiados.

Las decisiones que se tomen de aquí en adelante, ¿serán encuadradas en agradar a cuanta mas gente mejor y tener las menos críticas posibles?, o ¿el Consejo va a tomar y regirse por un criterio propio?
–Nosotros hemos dicho que vamos a echarle muchísima cuenta a la gente sin lugar a dudas. El Consejo es un horno de propuesta y de gestión. Nosotros propondremos y trabajamos y el Pleno de hermanos mayores decide. Vamos a tratar por todos los medios de contentar a todo el mundo, aunque yo sé que eso es tremendamente difícil o imposible, pero cuanta más gente mejor.

Actualmente, ¿cómo es su relación con los hermanos mayores de las diferentes hermandades de la capital?
–La relación es excelente, magnífica, no puede ser de otra manera. De hecho así me lo han demostrado absolutamente todos, aquellos dieciséis que me han votado, y el resto con su felicitación y poniéndose a nuestra disposición para todo lo que nos hiciera falta.

¿Hay alguna intención social que vaya a realizar el Consejo en Navidad?
–Sí, efectivamente sí que vamos a hacer. Tenemos en nuestro proyecto preparar una campaña en Navidad, ahí estamos terminando todavía otras propuestas que tenemos, pero sí, haber si somos capaces de hacer algo sonado en Huelva. Vamos a intentarlo, vamos a intentar que sea algo bonito a la vez que participativo. Vamos a invitar a todo el mundo, cuanta más gente colabore mejor. Y en eso estamos, porque cruzados de brazos no nos vamos a quedar.

Después de la elección de la Hermandad del Descendimiento para que presida el Vía Crucis oficial, ¿veremos un Vía Crucis  con novedades respecto al de este año?
–Sí, nosotros por lo menos vamos a intentar que haya novedades con respecto al de este año. Nosotros vamos a intentar por todos los medios darle un giro al Vía Crucis, hacerlo con más recogimiento, hacerlo en un entorno más adecuado, hacerlo más participativo, y en eso estamos luchando. Además la Hermandad del Descendimiento nos presentó un proyecto totalmente serio, comprometido, novedoso, muy acorde con el sentido que nosotros queríamos darle al Vía Crucis.

¿Piensa que con los cambios, los ciudadanos se volcarán y se echaran a la calle?
–Bueno, yo tengo que ser tremendamente claro en este sentido, como en todo, nuestra gestión tiene que ser cristalina en todos los sentidos, hasta incluso en nuestros comentarios. Por muy bien que se haga una cosa, por mucho recogimiento, si no hay nadie, no habrá servido absolutamente de nada, solamente para los que hemos participado en el acto. Esto es un acto que cuanta más gente participe muchísimo mejor. Esto no se ha hecho solamente para los que participamos en la procesión, en el Vía Crucis, porque esto es el punto de partida de lo que es la Semana Santa de Huelva, con lo cual, al igual que el público de Huelva se vuelca con la Semana Santa, como tenemos un Viernes de Dolores lleno de gente, como cualquier día de la Semana, pues tenemos que acostumbrar a la gente a que el Vía Crucis es uno de los días mas importantes del año en lo que respecta a la Semana Santa. También hablaremos con las bandas de música, para que ese día los ensayos empiecen más tarde, y con las cuadrillas de costaleros, para que empiece todo el mundo más tarde. Que esa hora que va a durar el Vía Crucis, esté todo el mundo allí participando. Hay que paralizar todos los actos cofrades para ese día, para que la atención esté puesta en el Vía Crucis.

¿Cuál es la filosofía del nuevo Consejo? ¿Sobre qué pasos firmes caminará durante la legislatura?
–Nosotros vamos a hacer una Junta del consenso, venimos con un talante increíblemente agradable, bueno, conciliador. Intentaremos gestionar de una manera eficaz, vamos a ser eficaces y eficientes, queremos darle a esto un cambio, vamos a ser más comunicativos, nos vamos a llevar esplendorosamente con todos los medios de comunicación porque sois tremendamente necesarios para todo lo que nosotros queremos hacer. En definitiva, nosotros venimos dispuestos a cambiar esa filosofía, ese miedo, nosotros somos conciliadores. Vamos a gestionar, a ayudar a todo el mundo, nos vamos a poner a disposición de todos, es decir, nosotros venimos a trabajar y no queremos tener problemas absolutamente con nadie.

Este año y extendido al siguiente, se ha nombrado como Año de la Fe. ¿Hay algún plan extraordinario para este acontecimiento?
–Todo el mundo esta llevándose ahora mismo las manos a la cabeza, porque parece ser que en Sevilla, en Jerez, en Málaga, y en todos los sitios se va a hacer algo, y parece como que aquí en Huelva no se fuera a hacer nada. Bueno pues eso no es así. En Huelva, con total o casi con total seguridad se va a hacer algo evidentemente. Lo que ocurre que todavía no está cerrado y todavía no podemos adelantarlo. Pero nos estamos moviendo con idea de hacer algo, no sé lo que haremos, o sí lo sé (risas), pero algo haremos. Yo pido un poco de tranquilidad para los cofrades de Huelva, porque Huelva no va a pasar desapercibida en los actos conmemorativos en el año de la Fe.
–La relación es excelente, magnífica, no puede ser de otra manera. De hecho así me lo han demostrado absolutamente todos, aquellos dieciséis que me han votado, y el resto con su felicitación y poniéndose a nuestra disposición para todo lo que nos hiciera falta.

¿Hay alguna intención social que vaya a realizar el Consejo en Navidad?
–Sí, efectivamente sí que vamos a hacer. Tenemos en nuestro proyecto preparar una campaña en Navidad, ahí estamos terminando todavía otras propuestas que tenemos, pero sí, haber si somos capaces de hacer algo sonado en Huelva. Vamos a intentarlo, vamos a intentar que sea algo bonito a la vez que participativo. Vamos a invitar a todo el mundo, cuanta más gente colabore mejor. Y en eso estamos, porque cruzados de brazos no nos vamos a quedar.

Después de la elección de la Hermandad del Descendimiento para que presida el Vía Crucis oficial, ¿veremos un Vía Crucis  con novedades respecto al de este año?
–Sí, nosotros por lo menos vamos a intentar que haya novedades con respecto al de este año. Nosotros vamos a intentar por todos los medios darle un giro al Vía Crucis, hacerlo con más recogimiento, hacerlo en un entorno más adecuado, hacerlo más participativo, y en eso estamos luchando. Además la Hermandad del Descendimiento nos presentó un proyecto totalmente serio, comprometido, novedoso, muy acorde con el sentido que nosotros queríamos darle al Vía Crucis.

¿Piensa que con los cambios, los ciudadanos se volcarán y se echaran a la calle?
–Bueno, yo tengo que ser tremendamente claro en este sentido, como en todo, nuestra gestión tiene que ser cristalina en todos los sentidos, hasta incluso en nuestros comentarios. Por muy bien que se haga una cosa, por mucho recogimiento, si no hay nadie, no habrá servido absolutamente de nada, solamente para los que hemos participado en el acto. Esto es un acto que cuanta más gente participe muchísimo mejor. Esto no se ha hecho solamente para los que participamos en la procesión, en el Vía Crucis, porque esto es el punto de partida de lo que es la Semana Santa de Huelva, con lo cual, al igual que el público de Huelva se vuelca con la Semana Santa, como tenemos un Viernes de Dolores lleno de gente, como cualquier día de la Semana, pues tenemos que acostumbrar a la gente a que el Vía Crucis es uno de los días mas importantes del año en lo que respecta a la Semana Santa. También hablaremos con las bandas de música, para que ese día los ensayos empiecen más tarde, y con las cuadrillas de costaleros, para que empiece todo el mundo más tarde. Que esa hora que va a durar el Vía Crucis, esté todo el mundo allí participando. Hay que paralizar todos los actos cofrades para ese día, para que la atención esté puesta en el Vía Crucis.

¿Cuál es la filosofía del nuevo Consejo? ¿Sobre qué pasos firmes caminará durante la legislatura?
–Nosotros vamos a hacer una Junta del consenso, venimos con un talante increíblemente agradable, bueno, conciliador. Intentaremos gestionar de una manera eficaz, vamos a ser eficaces y eficientes, queremos darle a esto un cambio, vamos a ser más comunicativos, nos vamos a llevar esplendorosamente con todos los medios de comunicación porque sois tremendamente necesarios para todo lo que nosotros queremos hacer. En definitiva, nosotros venimos dispuestos a cambiar esa filosofía, ese miedo, nosotros somos conciliadores. Vamos a gestionar, a ayudar a todo el mundo, nos vamos a poner a disposición de todos, es decir, nosotros venimos a trabajar y no queremos tener problemas absolutamente con nadie.

Este año y extendido al siguiente, se ha nombrado como Año de la Fe. ¿Hay algún plan extraordinario para este acontecimiento?
–Todo el mundo esta llevándose ahora mismo las manos a la cabeza, porque parece ser que en Sevilla, en Jerez, en Málaga, y en todos los sitios se va a hacer algo, y parece como que aquí en Huelva no se fuera a hacer nada. Bueno pues eso no es así. En Huelva, con total o casi con total seguridad se va a hacer algo evidentemente. Lo que ocurre que todavía no está cerrado y todavía no podemos adelantarlo. Pero nos estamos moviendo con idea de hacer algo, no sé lo que haremos, o sí lo sé (risas), pero algo haremos. Yo pido un poco de tranquilidad para los cofrades de Huelva, porque Huelva no va a pasar desapercibida en los actos conmemorativos en el año de la Fe.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN