Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Cayetano Martínez de Irujo, más solo que nunca en el 9º aniversario de muerte de su madre

Este año, ni Genoveva Casanova ni sus dos hijos, Luis y Amina, han acompañado al jinete en la misa homenaje a doña Cayetana

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Cayetano Martínez de Irujo, en el centro. -

Día marcado en rojo para todos aquellos que conocieron y quisieron a Cayetana Fitz-James Stuart, la inolvidable duquesa de Alba. Este lunes 20 de noviembre se cumplían 9 años de su muerte y, como ha hecho en cada uno de los aniversarios desde el fallecimiento de su madre, Cayetano Martínez de Irujo ha organizado una misa en su memoria en el templo del Cristo de los Gitanos en Sevilla, del que la icónica aristócrata era devota.

Un homenaje a su figura en el que este año se han dejado notar especialmente las ausencias. Escenificando la brecha que hay en la casa de Alba, y su ruptura total con el jinete, el resto de hijos de la doña Cayetana -Carlos, actual duque de Alba, Alfonso, Jacobo, Fernando y Eugenia- han vuelto a dar la espalda al duque de Arjona en este día tan especial, aunque como él mismo ha reconocido, era algo que se esperaba y en esta ocasión ni siquiera se ha molestado en llamarles.

Sin embargo, y a diferencia de otros años, Cayetano tampoco ha contado con el apoyo incondicional de su exmujer Genoveva Casanova, ni de sus hijos Luis y Amina. Los jóvenes, porque están trabajando en Londres tras haber terminado sus estudios universitarios -como él mismo ha revelado orgulloso-, y la mexicana, porque ha decidido alejarse de los focos tras sus comentadísimas imágenes con el Príncipe Federico de Dinamarca.

Sí han estado a su lado, sin embargo, su pareja Bárbara Mirjan -que se ha convertido en su gran pilar tras su distanciamiento de sus hermanos- y Margaret, la única hija de su tata Margarita Cayarga de la que Cayetano, que no pudo contener las lágrimas al recordar a su madre, es su tutor legal.

Demostrando que su relación con el jinete continúa siendo maravillosa a pesar de la brecha abierta que mantiene con el resto de la familia, tampoco se perdió el homenaje a doña Cayetana su viudo, Alfonso Díez, que 9 años después de su muerte todavía no ha rehecho su vida sentimental. "Parece que fue ayer" ha reconocido emocionado a su llegada a la Iglesia de los Gitanos. "Todos los días hay que recordar. Todo el año, no hay que dejarlo para un día solo" añadía tras la misa funeral.

Confidente e íntima amiga de la duquesa de Alba, Carmen Tello, que como no podía ser de otro modo, y siempre con su marido Curro Romero -que el próximo día 1 cumple 90 años y reapareció bastante deteriorado- tampoco quiso faltar a este homenaje. "La misa ha sido muy bonita, como siempre, preciosa. 9 años ya, y qué os voy a contar si yo he estado tanto tiempo con ella, la echo mucho de menos" ha confesado al borde de las lágrimas.

"Yo ahí no me meto, sabéis que yo no me meto" ha respondido cuando le hemos preguntado por el cisma familiar que hay entre Cayetano y el resto de sus hermanos, sobre el que ha preferido no decir nada.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN