Huelva

Piden que el atropello mortal de la reportera onubense se juzgue como homicidio doloso

Solicitan que no se considere homicidio imprudente ya que consideran que el atropello fue cometido de forma consciente por su novio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Foto de archivo de una de las manifestaciones por Alicia Rodríguez -

La familia de Alicia Rodríguez, la reportera gráfica onubense atropellada presuntamente por su pareja, M.Q.S., en Marmolejo (Jaén) en junio de 2021 (y que en ese momento tenía 36 años), personada como acusación particular en la causa judicial que investiga su muerte, ha solicitado este miércoles que la misma sea juzgada como homicidio doloso y no como homicidio imprudente, como lo calificó la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la familia tras la celebración este miércoles de una vista de apelación después de que tanto la defensa particular como el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía (personados en la causa) recurrieran esta decisión. De este modo, solicitan que el encausado sea juzgado por homicidio doloso, lo que implica que los hechos fueron cometidos de forma consciente y voluntaria.

Por su parte, tanto el Ministerio Fiscal como la defensa del acusado piden que el acusado sea juzgado por homicidio imprudente, como lo ha calificado la jueza, y ahora habrá que esperar a que la Audiencia Provincial resuelva la calificación del delito, al objeto de saber si se juzga mediante tribunal del jurado o le corresponderá a la jueza del Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Tras conocer la calificación, el pasado mes de julio la familia de Alicia Rodríguez mostró su "profunda indignación" por conocerse que el presunto autor de su muerte sería juzgado "únicamente" por un delito de homicidio imprudente "en lugar de hacerlo por delito de homicidio doloso o de asesinato".

Así, a través de un comunicado remitido a Europa Press, sus padres lamentaron "el tratamiento que, desde la administración de justicia y más concretamente desde la fiscalía de violencia sobre la mujer, se le está dando a este asunto", toda vez que apuntaron que "este cambio de criterio, a instancia de la fiscal del caso", ya era conocido por su parte desde finales de marzo, "aunque por respeto al secreto de las actuaciones judiciales nos habíamos abstenido de hacer público nuestro parecer, totalmente contrario a tal decisión".

"Para nosotros ha quedado más que demostrado, a lo largo de la investigación y en los sucesivos informes de la Guardia Civil, que nuestra hija fue asesinada por su pareja sentimental a altas horas de la madrugada, en un descampado de la localidad de Marmolejo, Jaén, de manera dolosa y consciente", señalaba el comunicado.

En este sentido, consideraban "injusto" que a una joven "de tan solo 36 años, con tantas vivencias y experiencias aún por descubrir, se le sesgue la vida de un modo tan cruel y que el Ministerio Fiscal considere que el atropello que le causó la muerte" fue "un simple despiste", cuando "los informes periciales de la Guardia Civil acreditan que se realizó de manera voluntaria y plenamente consciente, pues para ello el autor necesitó activar el acelerador de manera constante y contundente para vencer la resistencia del cuerpo de la víctima bajo el vehículo". "Estas escalofriantes y dolorosas conclusiones son obviadas por el Ministerio Fiscal al solicitar que el autor sea juzgado por un simple homicidio imprudente", sostenían sus padres en el comunicado.

Al respecto, manifestaron que "esta sorprendente decisión" les hacía plantearse "la posibilidad de que pudiera deberse a que hace justo un año, cuando la fiscalía solicitó la puesta en libertad del autor de la muerte Alicia, que hasta entonces se encontraba en situación de prisión provisional", sus padres se dirigieran a la fiscal de Sala Nacional del área de violencia sobre la mujer para mostrar su "malestar y desacuerdo con esa decisión", solicitándole incluso "el cambio de la fiscal asignada a la investigación del crimen".

"Queremos dejar claro que, sin ningún género de duda, adoptaremos las medidas que consideremos oportunas para reclamar la justicia que la familia de Alicia merece y recurriremos a las instancias que sean necesarias para ejercer nuestro derecho a instar, como acusación particular, a la celebración de un juicio por delito de asesinato y que las otras acusaciones personadas, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Huelva, puedan hacerlo tanto por homicidio doloso como por asesinato si así lo consideran", destacaba el comunicado de sus padres.

LOS HECHOS

El suceso se produjo sobre las 03:30 horas del 12 de junio de 2021, cuando M.Q.S solicitó una ambulancia en el término municipal de Marmolejo señalando que una mujer había sufrido un accidente. Al llegar, se encontraron a la mujer presuntamente atropellada por un vehículo y fallecida.

El acusado, vecino de esta localidad de Jaén, fue llevado en un primer momento como detenido a las dependencias de la Guardia Civil de Marmolejo y trasladado posteriormente a la Comandancia de la Guardia Civil en Jaén capital, donde permaneció detenido hasta ser trasladado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Andújar, que decretó prisión provisional comunicada y sin fianza.

Después, se inhibió al Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva, que aceptó la inhibición porque, al tratarse de una causa de violencia de género, se debe tramitar en el partido judicial donde residía la víctima. Este Juzgado ratificó la medida de prisión provisional, aunque fue puesto el libertad provisional un año después.

El vehículo que atropelló a la mujer está a nombre del padre del detenido y presunto autor de la muerte violenta de la mujer. Precisamente fue M.Q.S. el que llamó comunicando el accidente y el que en un primer momento negó ante la Guardia Civil tener cualquier tipo de relación con la víctima, aunque parece ser que desde hacía un año eran pareja.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN