Huelva

Tres motoristas arrollan y amenazan a un guardia rural en la Sierra de Huelva

Después de que este parara para informarles de la prohibición de circular sin autorización por el lugar al estar vigente el periodo de alto riesgo de fuego

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pierna lesionada del guarda rural. -

 Tres motoristas han arrollado y amenazado a un guarda rural en el paraje Las Cortesillas, en Berrocal, después de que los parara para informarles de la prohibición de circular sin autorización en moto por el lugar al estar vigente el período de alto riesgo de incendio.

Los hechos se produjeron el pasado martes, alrededor de las 20.00 horas, durante una ronda nocturna por el municipio cuando el vigilante advirtió la presencia de tres personas en dos motocicletas, han informado desde el colectivo de Guardas Rurales en un comunicado.

El guarda paró su vehículo para darles el alto, solicitarles la documentación y advertirles de que se está en periodo de alto riesgo y la campaña del Infoca aún no ha terminado, por lo que está prohibido circular con vehículos a motor por caminos rurales sin autorización.

Además, en la época de berrea los ciervos machos de cornamentas grandes están concentrados en el apareamiento, sin alertarse ni huir ante la presencia de cazadores furtivos que acceden a esos lugares con motos de campo, por lo que la razón para identificarlos era doble.

Al llegar a la altura del guarda frenaron y las tres personas, con indumentaria de camuflaje, lejos de hacerle caso cuando les pedía que pararan el motor para su identificación, aprovecharon un descuido de este cuando se giró para coger su teléfono móvil y lo arrollaron con una de las motos.

Ya, a unos diez metros de él, antes de marcharse, le apuntaron con los dedos haciendo el gesto de una pistola que apunta y dispara. El guarda rural ha puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

Como consecuencia de los hechos el guarda acudió al hospital de Fremap, donde fue atendido por lesiones en una pierna.

Los guardas rurales trabajan realizando funciones de vigilancia y protección de bienes y personas en fincas, instalaciones agrícolas, industriales o comerciales de zonas rurales como Berrocal, donde han sido claves para frenar la oleada de robos continuados en el pueblo y en todo el término municipal.

Las funciones de los guardas rurales son inspeccionadas y reciben un control de la Guardia Civil. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN