Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

Condenada a prisión en Huelva por una denuncia falsa de violación en una finca

La denuncia se produjo después de conocer que estaba siendo buscada por la Guardia Civil por haber robado la cartilla bancaria de una compañera

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Actual Palacio de Justicia de Huelva. -

El Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva ha condenado a una mujer a un año y tres meses de prisión por presentar una denuncia falsa ante la Guardia Civil en la que aseguraba haber sido víctima de una violación por parte del manijero de la finca agrícola en la que trabajaba.

La sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, la considera responsable de un delito de denuncia falsa por el que además de la pena de prisión le impone el pago de una multa de 3.700 euros.

El juez le concede el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena de prisión condicionada a que no delinca en un período de tres años.

Se considera probado que a mediodía del 9 de junio de 2018, la acusada, después de conocer que estaba siendo buscada por agentes de la Guardia Civil como presunta autora de un delito de hurto y estafa por haber supuestamente sustraído la cartilla bancaria de una compañera del albergue en el que residía y haber sacado 300 euros del cajero, se personó voluntariamente en las dependencias policiales.

Al prestar declaración por esos hechos, la acusada, "a sabiendas de su falsedad y temerario desprecio de la verdad", denunció haber sido violada por el manijero de la finca en la que trabajaba.

Los hechos, narró, sucedieron la misma noche que él, después de llevarla al hospital, la invitara a vivir a su casa, donde le dio dos pastillas para el dolor comunicándole a la mañana siguiente que había mantenido relaciones sexuales no siendo ella consciente.

Continuó afirmando que al recriminarle su comportamiento, el hombre le impidió salir de la casa durante 20 días, siendo retenida en contra de su voluntad y obligada durante todo ese tiempo a mantener relaciones sexuales con él, la última, tres días antes de interponer la denuncia.

Tras esta denuncia se activó el protocolo de agresiones sexuales y la denunciante fue trasladada al hospital, dando lugar, además, a la tramitación de las diligencias previas por parte del Juzgado, en el marco de la cual se le realizó un examen por parte del médico forense, quien no evidenció lesiones ni internas ni externas compatibles con una agresión sexual.

Tres días más tarde de interponer la denuncia se tomó declaración a la acusada en sede policial por un delito de denuncia falsa, declarando que no ratificaba la denuncia por agresión sexual presentada y su voluntad de retirar la misma.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN