Huelva

Llegan los ensayos generales del Carnaval Colombino

Son importantes no solo para perfilar los repertorios, sino también para adquirir tablas y contrastar la repercusión que tendrán la música y la letra

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ensayo general de la chirigota de Sergio Martín. -

A falta de varias semanas para el concurso de agrupaciones del Carnaval Colombino, los grupos comienzan sus respectivos ensayos generales, poniendo en valor sus repertorios ante un público, cada febrero más exigente, para contrastar la repercusión que tanto la música como la letra tendrán en el ‘respetable’. Particularmente, estos actos tienen una importante labor, no solo para perfilar los repertorios, también son vitales para adquirir tablas, tomar contacto con la realidad y salir de la rutina del cuarto de ensayo.

Este concepto de ensayo general se ha ido desvirtuando a lo largo de los años, confundiéndose con otras actuaciones que nada tienen que ver con lo expresado anteriormente. En la actualidad, se llevan a cabo actuaciones múltiples que derivan en otros objetivos o que, aparte, tienen otras visiones, como la de lograr recursos económicos, siempre necesarios para sufragar los gastos de disfraces, atrezos o desplazamientos, entre otras cosas. Yo no soy de aquellos que están en contra de los macroensayos que se están organizando en los últimos años, pero no soy muy partidario de ellos y por lo general no suelo acudir, sobre todo por no perder esa impronta que dejan las preliminares del concurso, donde la sorpresa es un punto a favor que se suele perder. Exponer un repertorio casi al completo de forma abierta es un riesgo que muchos grupos suelen hacer y nadie puede oponerse a que dichas actuaciones se lleven a cabo, cada cual tiene todo el derecho de hacer con su trabajo aquello que le complazca, pero no nos olvidemos que estamos hablando de un concurso, y aplicando la ventana de Johari: cuanto más expongo mayor conocimiento tienen sobre mi obra y eso tiene múltiples interpretaciones que dependerá de quienes las manejen.

Uno de esos grupos que tienen claro el concepto de ensayo general es la chirigota de Ángel Atienza, una agrupación que ya conoce el sabor de una final y que en pocos años han logrado conquistar al Gran Teatro de Huelva. Tras varios febreros sin tocar las tablas a causa de la pandemia, este febrero vuelven con más ganas que nunca y con un grupo reforzado y lleno de vitalidad. Sus cualidades y capacidades en certámenes anteriores ya nos cuentan mucho sobre el formato que nos presentarán, lleno de buena interpretación y mucha caradura, siendo un grupo muy dinámico y activo dentro del escenario. Este año llegan reforzados con uno de los grandes chirigoteros de Huelva, José Antonio Blanco, todo un artista a la hora de interpretar y vender el repertorio y que asume junto a David Santos la dirección de la chirigota. La música siempre a cargo de Ángel Atienza, que también comparte autoría en letras con Isaac Alejo y la propia agrupación. Este año, la chirigota de la Peña Los Veganos será ‘¡No te vayas a espantar! El juicio final. Que la suerte os acompañe’.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN