Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

El bebé de Manzanilla será incinerado en Almonte tras donar sus órganos

Se prevé que sus restos lleguen esta tarde a la localidad almonteña, donde vivía con sus padres

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Helicóptero que trasladó al menor a Sevilla. -

El bebé de 22 meses que falleció ayer martes, cinco días después de que fuera hallado en el interior de un coche junto a su abuelo, con quien desapareció de la localidad onubense de Manzanilla, será incinerado en Almonte (Huelva) después de que hayan sido donados sus órganos.

El alcalde de Manzanilla, Cristóbal Carrillo, ha precisado a EFE que se prevé que sus restos lleguen esta tarde a la localidad almonteña, donde vivía con sus padres, si bien "se está a la espera de que tengan los documentos, una vez finalizada la autopsia, para poder trasladarlo e incinerarlo".

Los padres del menor han dado ejemplo de generosidad y solidaridad y, después de reunirse con los médicos del hospital sevillano Virgen del Rocío, han decidido donar sus órganos, según han confirmado fuentes familiares.

El pequeño falleció ayer después de que el pasado jueves fuera trasladado en un helicóptero medicalizado hasta el hospital sevillano en estado "muy grave".

Durante los días que ha estado ingresado los familiares han informado de su estado y, si bien, se había apuntado que el niño estaba respondiendo a algún estímulo, lo que dio algunas esperanzas, finalmente no pudo superar los daños que le causó haber estado sin oxígeno varias horas en el interior del vehículo donde fue encontrado con su abuelo.

Ambos desaparecieron el miércoles pasado después de que salieran en un coche, un Skoda Octavia color negro, en el que fueron encontrados al día siguiente por unos vecinos en un camino del término municipal de Villarrasa.

El abuelo fue trasladado por los servicios sanitarios hasta el hospital Infanta Elena de Huelva, aunque falleció antes de llegar, y el nieto ingresó en el hospital sevillano.

Según el informe de la autopsia del abuelo "puede que la muerte le viniese por desvanecimiento por hipoglucemia", según informó el alcalde de Manzanilla, quien indicó que esta persona era diabética, por lo que "todo parece indicar que hubiera sufrido un episodio de hipoglucemia y hubiera perdido la consciencia".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN