Quantcast
El tiempo en: Andalucía
02/10/2022  

Huelva

Las cuatro menores que denunciaron pinchazos en Valverde (Huelva), ya en casa

La alcaldesa de la localidad, Syra Senra, ha señalado que la Guardia Civil ha abierto una investigación y "trabaja en esclarecer lo sucedido"

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen de recurso de un coche de la Guardia Civil, 062

Las cuatro menores que ayer sábado denunciaron haber sufrido pinchazos cuando se encontraban en la feria de Valverde del Camino (Huelva) "se encuentran bien y están ya en casa" después de haber permanecido en Observación del hospital comarcal de Riotinto (Huelva).

Así lo ha confirmado a EFE la alcaldesa de la localidad, Syra Senra, quien ha señalado que la Guardia Civil ha abierto una investigación y "trabaja en esclarecer lo sucedido".

Las denunciantes son cuatro menores, tres de ellas de la localidad de Valverde, y la cuarta de un municipio vecino.

"No pierdo la esperanza de que se encuentre a la persona o personas que han cometido este delito porque, independientemente de los resultados de los análisis, infligir a una persona un pinchazo es un delito", ha remarcado.

Además, considera "muy triste" tener que llegar a estas situaciones "sea por una broma, mala broma, o por una persona o personas que lo que quieren es hacer daño".

"Nos vamos a llevar ese mal sabor de boca, el temor de muchos padres a dejar a sus hijas en la feria, que siempre ha sido un lugar bastante tranquilo", ha apuntado Senra, quien ha agradecido a sus vecinos la comprensión mostrada tras la decisión que tomó la madrugada del pasado sábado de cerrar la feria ante estas denuncias.

Por último, ha señalado que esta última noche de feria, para la que se incrementó la seguridad, transcurrió con normalidad y menos gente.

Las denuncias motivaron que la madrugada del sábado se ordenara la cancelación de la fiesta por seguridad, atendiendo a las recomendaciones del Centro de Salud, por lo que se dispuso el cese de la música y de la actividad en las barras de las casetas.

Los profesionales del Centro de Salud comunicaron a la Policía Local que “no podían garantizar la eficiencia de los servicios sanitarios ante el riesgo de aumento de pinchazos a mujeres”, ya que en esos momentos se encontraban desbordados al unirse a los incidentes propios de una noche de feria.

TE RECOMENDAMOS