Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 09/08/2022  

Huelva

Alcaldes y regantes piden infraestructuras para acabar con el problema del agua en Doñana

Los ayuntamientos del Condado piden a los grupos parlamentarios consenso para aprobar la regulación de los regadíos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Comisión de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio del Parlamento andaluz.

Municipios del Condado de Huelva, regantes y sindicatos agrarios han pedido infraestructuras hidráulicas para acabar con el problema del agua en Doñana, aunque no han faltado voces críticas que han reclamado al PP, Cs y Vox que retiren su propuesta sobre la regulación de regadíos en la zona.

Todos ellos han comparecido en el Parlamento andaluz para opinar sobre la proposición de ley que plantea una nueva ordenación de las zonas de regadíos, promovida por los partidos del Gobierno andaluz y Vox por el trámite de urgencia.

Cristóbal Cano, de la UPA-Andalucía, ha exigido la urgente realización de las infraestructuras hidráulicas para la llegada del agua superficial a Doñana, lo que en su opinión acabaría con el debate, y ha criticado la falta de pedagogía sobre la propuesta de ley y que ésta no cifre las hectáreas afectadas por regulación.

"Se apruebe o no se apruebe esta ley, el problema va a seguir existiendo mientras no llegue el agua superficial", ha advertido.

Aunque con matices, los alcaldes del Condado han coincidido en la necesidad de garantizar la llegada a esta zona de Doñana de agua superficial mediante obras hidráulicas provenientes de un trasvase de los ríos Tinto-Odiel-Piedras, de la demarcación del Guadalquivir, cuyo "incumplimiento" se remonta casi diez años.

Los regidores han solicitado a los grupos consenso para aprobar la regulación de los regadíos acorde a las directivas de UE, una propuesta que sea "más participada" por todos los agentes implicados, desde el Consejo de Participación de Doñana, y que evite el desprestigio internacional de los productos agrícolas.

Otros han condenado el uso partidista que la proposición de ley de PP, Cs y Vox y han llegado incluso a solicitar que sea retirada y modificada, aunque también han criticado que el Gobierno andaluz no haya realizado ningún informe técnico ni jurídico, extremo -han indicado- que crea "confusión e incertidumbre" a los agricultores.

Una de las más beligerantes contra la nueva regulación ha sido la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, del Grupo Mesa Convergencia, que gobierna junto al PSOE-A, quien ha alertado de que los agricultores la ven como una "amenaza" para los cultivos legales.

Ha pedido la retirada de la proposición de ley y un proceso riguroso y participativo, y garantizar la ley y el agua superficial en la zona. "La propuesta ha roto el consenso, es desafortunada, abre heridas cicatrizadas y ha dividido a los habitantes de la zona", ha denunciado.

También han respaldado la iniciativa la Plataforma en defensa de los regadíos del Condado de Huelva, y su presidente Romualdo García, que han avanzado que los agricultores de la zona demandan agua superficial desde 1990 y que la Junta y UE otorgaron subvenciones para parcelas agrícolas que quedaron fuera con el plan de la Corona Norte, con el que fueron "engañados" muchos propietarios, ha dicho. 

"Irrespetuosa y desleal"

El presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural Doñana, Miguel Delibes de Castro, ha calificado este lunes de "irrespetuosa y desleal" con la Junta la regulación de regadíos en el entorno de Doñana que proponen PP, Cs y Vox, de la que ha dicho: "Es hacerse trampas al solitario"

Durante su comparecencia para opinar sobre la nueva regulación y ampliación de los regadíos en el entorno de Doñana en el Parlamento andaluz, ha explicado que al conocer la iniciativa comunicó al presidente andaluz, Juanma Moreno, su opinión "crítica".

"Es muy desleal con el Consejo de Participación de Doñana y ha sido una sorpresa, un bofetón. He pedido al presidente que la reconsidere", ha sostenido.

Tras aseverar que es "poco respetuosa" con la Junta de Andalucía y con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Delibes ha expuesto que la nueva regulación es "poco responsable" con el agua, con un bien escaso para la agricultura y el espacio protegido, ha puntualizado.

El presidente del Consejo de Participación ha detallado que el plan de regulación de la zona de 2014 fue aprobado por amplia mayoría, que recibió 3.000 alegaciones y que fueron contestadas.

"Decir ahora la contrario es irritante porque el plan fue aceptado como pacto por la UE, la UNESCO y el Estado español", ha señalado Delibes, que cree que la propuesta del PP, Cs y Vox supone "agitar un avispero y es poco creíble", a lo que ha sumado las posibles sanciones europeas.

"Europa no va a aceptar esta ampliación de regadíos", ha avisado.

Además, Delibes está convencido de que la regulación que se tramita en el Parlamento andaluz "hurta el debate" público y ha recordado que el planeamiento es una competencia de la Junta de Andalucía y por tanto también este proyecto de ley.

A su juicio, invocar derechos históricos de los agricultores de la zona, como plantean los proponentes de la iniciativa, resulta "inconsistente" y ha aseverado que es "frívolo" modificar la Ley Forestal de Andalucía por el problema generado en un comarca (por el Condado de Huelva).

"Es hacer trampas al solitario, alimenta la tensión, el descontento y ni ha tenido diálogo ni tiene consenso", ha criticado de la proposición de ley.

Si se aprueba será recurrida al TC y a los tribunales europeos, ha subrayado Miguel Delibes, que se ha mostrado partidario de retirar la iniciativa y de buscar soluciones para los agricultores como la permuta de tierras o la condonación de sanciones. 

TE RECOMENDAMOS