Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 20/05/2022  

Huelva

Educación oficializa el cierre del colegio Tres Carabelas de Huelva

La Junta reubicará a los alumnos en el Marismas del Odiel el próximo curso y estudiará con el Ayuntamiento los posibles usos de las instalaciones

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La delegada de Educación, Estela Villalba, visita las instalaciones del colegio Tres Carabelas en 2019.

El colegio de Infantil y Primaria Tres Carabelas de Huelva cerrará sus puertas cuando termine este curso escolar. La Junta de Andalucía ha decidido no prorrogar más la vida de este centro, en el que el número de alumnos matriculados no alcanza ni el medio centenar.

Según ha confirmado a Viva Huelva la delegada de Educación en Huelva, Estela Villalba, la decisión ya es oficial y el pasado lunes la dirección del centro la trasladó al consejo escolar. Cerrar un centro escolar, afirma Villalba, “nunca es del gusto de nadie” pero las circunstancias hacen que, en estos momentos, “sea la solución ideal” para la comunidad escolar.

El colegio Tres Carabelas lleva varios años en la cuerda floja por el bajo número de alumnos matriculados y estuvo a punto de echar el cierre hace justo dos años. En aquella ocasión, la Junta decidió darle una oportunidad  con la esperanza de que la divulgación del proyecto educativo del centro consiguiese atraer más matriculaciones. Sin embargo, la situación no ha cambiado.

Villalba recuerda que el colegio está funcionando a través de unidades mixtas, que agrupan a alumnos de diferentes niveles porque no hay niños suficientes para tener una unidad por curso. Aunque es un modelo que se aplica con éxito en entornos rurales, admite Villalba, no tiene sentido recurrir a él en un entorno urbano como Huelva.

En este sentido, la delegada está convencida de que los niños del Tres Carabelas van a resultar beneficiados “con una escolarización más normalizada, en un colegio donde tengan una línea completa por curso y donde haya una comunidad educativa más diversa”. 

Los alumnos, insiste Villalba, “van estar igual de bien atendidos, mantendrán su personal específico de apoyo y será bueno para ellos estar en un entorno más plural, necesitan integrarse en un colegio más normalizado”.

Educación ya ha asignado plaza a estos niños en otro colegio de la zona, el Marismas del Odiel, aunque cuando se abra el proceso de escolarización podrán optar por otro centro donde haya vacantes si lo desean.

La delegada  explica que la solución también beneficia al colegio Marismas del Odiel, que también está acusando ya “la pérdida de alumnos por el envejecimiento de la población de la zona”. Gracias a la llegada de los niños del Tres Carabelas, el colegio Marismas del Odiel podrá recuperar sus líneas completas en Infantil ya que este curso también había tenido que recurrir a una unidad mixta.

También los docentes del Tres Carabelas, dice Villalba, “podrán respirar” y cerrar una etapa que ha sido difícil para ellos. “Podremos terminar con la incertidumbre y empezar nuevos proyectos”, dice la delegada.

No a "una guerra entre centros”

La decisión de Educación no ha sido encajada con satisfacción por parte de la Junta de Personal Docente, que se ya se había manifestado el pasado curso en contra de la decisión de suprimir una de las seis unidades con las que contaba el centro. La presidenta, Isabel López, lamenta que “no se haya cuidado a la enseñanza pública” optando por cerrar este centro en lugar de suprimir plazas en los centros concertados de la zona.

Ramón Zapata, responsable de Comunicación de Ustea asegura que la Junta “ha dejado morir al Tres Carabelas” y denuncia la situación soportada por los docentes del centro, recordando que la directora fue obligada a asumir el cargo.

Sin embargo, la Delegación de Educación cree que cerrar unidades concertadas en el barrio no era una solución viable para el Tres Carabelas. Villalba recuerda que hay que “respetar la elección personal de las familias”, que no han querido matricular a sus hijos en el centro público. “Esto no es una guerra del colegio público contra el colegio concertado, la solución no puede ser quitarle una línea al Diocesano y enfrentar a las familias, no consiste en crear una guerra entre centros”, afirma la delegada.

Sobre el uso que se va a dar a las instalaciones del Tres Carabelas, que fue remodelado en 2019, Villalba garantiza que será “educativo”. De momento, los alumnos de Bachillerato del IES La Rábida ocupan las instalaciones mientras duran las obras de rehabilitación de su centro y podrían seguir allí a comienzos del próximo curso si se retrasa la reforma.

Aunque todavía está por concretar su uso a partir de septiembre, Villalba explica que hay varias secciones de adultos en la zona que podrían trasladarse al colegio. Además, la delegada tiene previsto reunirse con el Ayuntamiento de Huelva para ofrecerle las instalaciones y ver si pueden ser de utilidad social o cultural para los vecinos del barrio.

 

TE RECOMENDAMOS