Quantcast
El tiempo en: Andalucía
29/05/2022  

Huelva

Almonte se levanta contra la reorganización de regadíos en el entorno de Doñana

Regantes de Almonte anuncian que abandonan la plataforma de regantes del Condado y el Ayuntamiento se alinea con los agricultores en rechazo a la propuesta

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Regadíos en Doñana.

El consenso entre los agricultores se ha roto y un municipio clave en el entorno de Doñana se ha levantado también en contra de la propuesta de reordenación de los regadíos vía proposición de ley impulsada por PP, Cs y Vox en Andalucía.

El Ayuntamiento y los agricultores de Almonte han hecho piña y han dado un paso al frente para mostrar su rechazo a la revisión del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte Forestal, más conocido como Plan de la Fresa, al menos en los términos actuales.

Los primeros en mostrar su desacuerdo han sido los agricultores, representados por la Asociación Puerta de Doñana, que tras una asamblea celebrada el pasado lunes han roto la aparente unidad respecto al tema que había entre los regantes y han decidido abandonar la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado al considerar que “no les representa”.

En términos muy duros se refieren a la plataforma, asegurando que “desde hace tiempo no defiende los interes generales de todos los regantes, sino más bien los intereses particulares de una minoría”.

No es el primer amago de abandono, pues en 2019 los agricultores almonteños ya mostraron discrepancias con la plataforma por la propuesta de reparto del agua superficial. Entonces solo quedó en una amenaza de abandono que ahora se ha materializado.

En un comunicado, la Asociación Puerta de Doñana asegura que supone más del 65% de la superficie agrícola regable de la demarcación del Guadalquivir dentro del Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadíos ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana, y además se encuentran ubicados en la zona más cerca al Espacio Natural.

Insisten en oponerse a que se regularice la superficie de regadío que quedó fuera en 2014, al considerar que enfrenta al sector agrícola con el propio espacio natural y con las organizaciones conservacionistas.

Estos agricultores trabajan tierras que en su mayoría son propiedad del Ayuntamiento de Almonte, una administración que se ha sumado a este paso al frente y este miércoles ha recalcado su “apoyo incondicional” a sus agricultores y el rechazo a la propuesta de regularización de regadíos.

Se trata de una proposición de ley presentada en el Parlamento andaluz por PP, Cs y Vox que pretende la modificación del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte Forestal de Doñana para incluir unas 800 hectáreas, según los proponientes y unas 1.400 según los ecologistas, a la superficie regable del entorno de Doñana que quedaron fuera cuando se aprobó dicho documento en 2014.

El Ayuntamiento de Almonte cree que estas tres formaciones políticas están haciendo un “uso partidista” para “intentar sacar rédito electoral prometiendo a los agricultores cuestiones que son irrealizables”.

El Consistorio asegura que antes de tomar una postura ha consultado con todos los actores implicados -agricultores, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, grupos ecologistas, Gobierno de España y Unión Europea- y por ello insiste en la necesidad de consenso antes de tomar cualquier decisión, como se hiciera en 2014.

“Este equipo de gobierno recuerda que el Plan de la Corona Norte fue fruto del consenso entre todas las partes y tuvo como consecuencia la pérdida de 900 hectáreas regables para el término municipal de Almonte, con el impacto económico y social que conlleva, por lo que de producirse alguna regularización debería iniciarse en este municipio”, apuntan al respecto.

Por ello, el Ayuntamiento matiza que no se opone a revisar el plan de 2014 pero “con el acuerdo de todas las partes” y velando por los intereses de los agricultores de Almonte.

Por último, apuntan que “esto es un problema de agua y no de suelo, y para que haya suelo regable tiene que haber agua, que a día de hoy no está”.

Mientras, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, sigue su periplo por Bruselas en su visita a las instituciones europeas, desde donde ha afirmado este miércoles que el proyecto de ley para regular los regadíos en el entorno de Doñana busca “regularizar, normalizar” una situación que estaba en “alegalidad” y ha garantizado que no se va a “erosionar ni un milímetro” del Parque Nacional. De hecho, ha insistido en que “nadie está hablando de ampliación de regadíos”.

TE RECOMENDAMOS