Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 28/05/2022  

Huelva

La plaza de toros de La Merced presentó nuevos aires

En su trigesimoséptima temporada, la plaza de toros de La Merced ha vivido este año una nueva etapa con la llegada del joven empresario José Luis Pereda López

Publicado: 16/12/2021 ·
13:25
· Actualizado: 16/12/2021 · 13:25
Publicidad AiPublicidad Ai
  • El joven empresario José Luis Pereda López en su burladero de la plaza de toros de La Merced.

El año que dentro de unos días dejaremos atrás nos ha traído cosas de interés para el panorama taurino comprovinciano que no conviene dejar por alto porque algunas han sido positivas mientras que otras, por desgracia, no lo han sido así y no deben repetirse en los próximos meses.

Sin duda alguna, en la capital, el hecho más importante aconteció en el mes de junio cuando, de manera sorprendente, se dio a conocer el cambio de titularidad en la empresa que gestionaría la plaza de La Merced, con lo que, al mismo tiempo, se solucionaba un desagradable problema familiar.

La labor llevada a cabo -con un buen trabajo en líneas generales durante el tiempo que duró- de Óscar Polo Gila y de Carlos Pereda Domínguez era reemplazada por la que iba a imponer el joven José Luis Pereda López, que se ha formado taurinamente al lado de su padre.

Comenzaba una nueva etapa y, pese a los augurios de algunos que pensaban que seguiría la estela paterna, el nuevo empresario quiso dar un giro, dentro de lo que podía por las condiciones sanitarias, al abono colombino. Lo primero que hizo fue aumentar el número de festejos, pasando a contar con dos corridas de toros, un festejo de rejones y un espectáculo cómico que volvía a La Merced tras muchos años de ausencia.

Después confeccionó una cartelería muy a gusto del público de Huelva, con nombres sonoros y que están en la mente de casi todos. Dos clásicos en la plaza, como Morante de La Puebla y Miguel Ángel Perera; dos triunfadores como Daniel Luque y Andrés Roca Rey; la novedad de la temporada, Juan Ortega y, por supuesto, el torero de la tierra.

Unas combinaciones atractivas a las que se les unieron dos buenas ganaderías, la de Torrestrella, que debutaba en nuestra ciudad, y la de Juan Pedro Domecq, que echó un gran toro con el hierro de Parladé que, a la postre y con división de opiniones, fue indultado. El ciclo, como cabía esperar, fue bueno y el público, que acudió en un gran número, se divirtió que era a lo que iba a los tendidos.

Además se sacó un nuevo formato para el cartel del internacional festejo de rejones. La cercanía con Portugal posibilitó la presencia de dos cavaleiros junto a los Hermoso de Mendoza, padre e hijo- éste último, gran novedad- así como dos triunfadores habituales, Andy Cartagena y la francesa Lea Vicens, para lidiar un encierro clásico, el de Fermín Bohórquez. Funcionaron tanto los rejoneadores como los toros y, de nuevo, hubo satisfacción entre los espectadores.

Como complemento, la programación contó con un espectáculo cómico que posibilitó que, como antaño, muchos niños acudieran a los tendidos de la plaza para divertirse con los participantes y, al mismo tiempo, empezar a aficionarse a los toros. Hubo buena entrada también y, por tanto, se cumplió el objetivo.

Por tanto hay que considerar que el debut del nuevo empresario ha sido satisfactorio y ahora hay que esperar que, cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, la plaza de La Merced vuelva a contar con una temporada más amplia en cuanto al número de festejos a celebrar y, si es posible, que en la cartelería entren más nombres de la tierra tanto como actuantes como ganaderos porque no debemos olvidarnos que Huelva es muy localista. Además, si no apareces en los carteles de tu tierra, ¿dónde te van a poner? Como tantas veces se dice en el mundo taurino al referirse a quienes aspiran a un hueco en los carteles.

Es de esperar que el año 2022 se presente, en todos los aspectos, mejor que el estamos despidiendo. Y, en lo taurino, nos traiga muchas alegrías, como, por ejemplo, las alternativas de Alejandro Conquero y Emilio Silvera o la presencia de hierros comprovincianos que, por diferentes circunstancias, aún no han sido lidiados en el coso mercedario.

Y, por supuesto, que aumente el número de festejos que se programen en el coso onubense a lo largo de una campaña que deseamos sea la más provechosa de toda la historia del coso.

TE RECOMENDAMOS