Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 30/06/2022  

Huelva

El sector hotelero onubense logra pasar “de la UCI a planta”

Aunque el puente ha sido “bueno” los empresarios advierten que siguen “en la senda de la recuperación”

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Hotel en Ayamonte.

Los hoteles onubenses han cerrado el puente de la Inmaculada con una ocupación diaria que se ha movido entre el 75,89 y el 62,32 por ciento. Aunque la cifra sitúa a Huelva como la segunda provincia andaluza con mejor porcentaje de ocupación en Andalucía estos días, el sector hotelero advierte que los datos deben analizarse con cautela.

En este sentido, el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva (CETH), Rafael Barba, ha advertido a Viva Huelva que los puentes no deben tomarse como un indicador  genérico del comportamiento turístico ya que “varían en función de las fechas en que caigan, no siempre funcionan igual, como sucede con otras temporadas cíclicas”.

Igualmente, añade, pese a que la ocupación ha sido alta, solo existía un 24,19 por ciento de plazas disponibles en Huelva. Barba recuerda que en la provincia existen actualmente 26.408 plazas hoteleras y durante este puente han estado disponibles solo 6.388. Aunque la ocupación hubiera sido máxima durante cinco noches, advierte, solo se habrían registrado 31.940 pernoctaciones y esa cifra no llega ni al 1% de los cuatro millones de pernoctaciones que los hoteles onubenses registraron en todo el año 2019.

En cualquier caso, afirma, las cifras registradas en el puente son datos “muy buenos”, especialmente para el turismo de interior. Eso sí, insiste, son datos puntuales. “No podemos pensar que ha sido la panacea ya que la tendencia es justamente la contraria”, aclara Barba.

En estos momentos, explica el secretario del CETH, no se puede hablar de “suspensión” en el sector pero sí de “ralentización”. Barba hace balance del año y asegura que este verano ha sido “muy bueno” en la provincia aunque no hay que olvidar que los hoteles siguen cargando con “una mochila importante” a causa de la pandemia. Así, durante el verano de 2021 la bajada respecto a 2019 ha sido solo del 45% y se ha podido abrir durante unos cinco meses, remontando la situación de 2020, cuando el Covid-19 dejó una caída del 75%  y solo dos meses de apertura. “Hemos pasado de la UCI a planta”, valora Barba.

La pandemia, recuerda Barba, fue un mazazo importante para un sector que había logrado dar un golpe importante a la estacionalización con nueve meses de apertura en 2019.

Ahora, las principales preocupaciones del sector son la subida del 38% del coste energético y el aumento de las materias primas alimentarias. Y, sobre todo, señala Barba, están vigilantes al comportamiento del mercado internacional ante nuevas olas de la pandemia, que será “clave” para pautar la recuperación del sector, que no esperan para una fecha anterior al año 2024.

Este escenario no se puede afrontar “ni desde la euforia ni desde la tragedia”, dice Barba. “Estamos en la senda de la recuperación”, valora.

Para poder hacer frente a todos los retos que les quedan por delante, los empresarios tienen que seguir manteniendo la actitud de la que han hecho gala hasta ahora. “Hemos sabido pelear mucho y hemos demostrado que sabemos lo que es la resiliencia”, afirma Barba. “Los únicos que podemos sacar adelante al sector hotelero somos el propio sector y para eso tenemos que tener la cabeza fría”, asegura el secretario general del CETH.

TE RECOMENDAMOS