Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 27/01/2022  

Huelva

La banda onubense de La Cena se va ‘con la música a otra parte’

Tras parar los ensayos en su sede por la denuncia de un local de ocio nocturno, vuelven al pabellón Carolina Marín mientras llega un permiso municipal especial

Publicidad Ai
  • La Banda de La Cena, ensayando a las puertas de su local.

Cuando volvió a los ensayos después del largo parón provocado por la pandemia, la Agrupación Musical Santísimo Cristo del Amor ‘La Cena’ de Huelva no podía imaginar que sus marchas iban a resonar con tanta fuerza. Tanta, que la banda se ha hecho viral después de que hayan tenido que suspender sus ensayos tras la denuncia de un local de ocio nocturno situado frente a su sede.

La Policía Local, ha explicado a Viva Huelva el director de la banda, Rubén González, se personó en el ensayo del pasado 24 de noviembre y, en base a la ordenanza municipal que regula los ruidos,  tuvieron que dejar de tocar.

González señala que desde que reanudaron los ensayos en agosto han estado celebrándolos al aire libre como medida de prevención frente al Covid-19. Lo han hecho en el espacio libre aledaño al Palacio de los Deportes Carolina Marín.

Sin embargo, cuando empezaron las obras para el Mundial de Bádminton tuvieron que dejar este espacio y decidieron colocar unos focos en la puerta de su local, situado en el Polígono  Polirrosa, para poder ensayar allí. Ahí empezó el problema. González cuenta que habló con la dueña del local de ocio vecino para explicarle que la medida sería provisional. Sin embargo, relata, no recibió comprensión y 20 días después llegó la Policía Local.

No era la primera vez que la empresaria vecina recurría a la policía, a quién había llamado dos o tres años atrás. “Le molestaba que saliéramos a la puerta en los descansos cuando ensayábamos dentro”, dice González. Sin argumentos legales, aquel intento no prosperó. Ahora, lamenta González, la empresaria se acoge a un supuesto ruido que “no ha molestado a ningún vecino” para evitar tener público frente a su negocio.

Tras tener que marcharse con la música a otra parte, la banda ha regresado junto al pabellón Carolina Marín, donde han podido acomodarse ocupando la zona más próxima a la carretera. Esperan a que el Ayuntamiento de Huelva, según les han comunicado, encuentre la forma de aprobar un “permiso especial” que les permita tocar de noche, de manera similar al vigente en Sevilla.

De momento seguirán ensayando allí hasta que paren a mediados de diciembre. Cuando regresen en enero, apunta González, van a intentar ensayar en el interior de su local. “Lo haremos dividiéndonos en grupos y también hemos buscado dos purificadores de aire”, explica.

Desbordados por el cariño

Si algo bueno puede sacar la Agrupación Musical de La Cena de esta desagradable situación, sin duda, es la marea de cariño que está recibiendo desde que ellos mismos hicieron públicos los hechos a través de las redes sociales.

El tema, admite González, “ha tenido una repercusión fuera de lo normal” y están siendo innumerables las muestras de apoyo que les están llegando desde, incluso, hermandades de la vecina Sevilla. “Me ha llamado gente que ni conocía para darme su apoyo”, afirma González, que se muestra muy agradecido por estos gestos de cariño.

Entre los gestos públicos de apoyo que han recibido en sus redes sociales destacan los de otras bandas cofrades, como Consolación, el Nazareno, La Salud, La Expiración o La Humildad.

TE RECOMENDAMOS