Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 27/11/2021  

CinemaScope

Kirsten Dunst asegura que le "divierte hacer papeles intensos emocionalmente"

La actriz encarna a la protagonista de la última película de Jane Campion, El poder del perro

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Kirsten Dunst en una imagen de El poder del perro

Reconocida mundialmente por personajes como la María Antonieta de Sophia Coppola o la novia de Peter Parker en "Spiderman", la actriz Kirsten Dunst (Nueva Jersey, 1982) estrena ahora "El poder del perro", un filme de Jane Campion en el que se pone en la piel de una mujer víctima de acoso psicológico.

"Me divierte hacer ese tipo de papeles intensos emocionalmente", dijo en una entrevista con un reducido grupo de periodistas durante el pasado Festival de Venecia, donde presentó el filme que llega a las salas de cine este fin de semana y a Netflix el 1 de diciembre.

Dunst revela que no intercambió una sola palabra durante el rodaje con Benedict Cumberbatch, que interpreta a Phil, un vaquero retorcido y sádico que no acepta que su hermano menor (Jesse Plemons) se haya casado con Rose (Dunst) y decide hacerle la vida imposible a ésta.

"No hablarle me ayudaba a meterme en el papel, luego nos veíamos el fin de semana y me disculpaba", aclara entre risas. "Phil la trata realmente mal, es una especie de guerra psicológica, la manipula hasta que ella se cuestiona su propia de realidad, quiere volverla loca, eso es algo muy interesante para actuar".

Dunst debutó en el cine con solo 7 años. A los 11 fue elegida para el reparto de "Entrevista con el vampiro" junto a Brad Pitt y Tom Cruise y desde entonces ha alternado papeles en el cine más industrial, como "Jumanji" o "Mujercitas" y de autor, de la mano de Coppola o Lars von Trier ("Melancholia").
"Siempre he mantenido un equilibrio entre ambas cosas, me gusta más el cine de autor pero también es divertido hacer películas grandes, te pagan bien y te permite irte a un sitio bonito de vacaciones después", señala.
La actriz también se ha subido recientemente a la ola de la televisión con series como "Llegar a ser Dios en Florida", una comedia negra que en España estrenó Movistar+ pero se canceló a causa de la pandemia y no ha tenido continuidad.

"Lo bueno de las plataformas -sostiene- es que la gente ve cosas que de otro modo no vería, Netflix por ejemplo compra películas pequeñas independientes y hace que tengan más difusión. Obviamente esta película debe ser vista en cine, pero sé que hay mucha gente que no vio 'El piano' y que sí van a ver 'El poder del perro' porque está en Netflix".

Pese a haber disfrutado con el personaje de Rose, dice que no suele elegir sus trabajos en función de su papel sino de los directores. "Soy fan de Jane Campion, haría cualquier cosa con ella", declara.

Dunst destaca especialmente "su manera única de retratar la sexualidad" y sobre el hecho de que sea una mujer directora aclara que no es ninguna novedad para ella. "Posiblemente soy la actriz que más ha rodado con mujeres directoras, es algo natural para mí porque llevo haciéndolo toda la vida".

En "El poder del perro" se aborda el tema del deseo reprimido y del machismo. Madre de dos hijos de 3 años y 4 meses respectivamente, fruto de su relación con Jesse Plemons, la actriz asegura que son cuestiones que tiene muy presentes en su educación.

"Estoy educando a dos hijos varones y lo que quiero es que sean ellos mismos y que respeten a los demás y a la naturaleza, no soy de inculcarles esto o aquello porque es o no es algo de chicos, bastante dura es la vida, cuanta más libertad y respeto, mejor", afirma.

En pleno auge de su popularidad, en el año 2008, Dunst hizo público que había ingresado en un centro de rehabilitación debido a una depresión y a menudo ha sido crítica con la presión que sufren las actrices en Hollywood, pero en estos momentos dice sentirse en paz. "Ya no lo siento así, estoy bien, he tenido una carrera larga, estoy bien".

TE RECOMENDAMOS