Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 07/05/2021

Granada

Juzgan al acusado de asesinar a un hombre junto a la cueva donde vivía en Granada

Un jurado popular enjuicia desde en la Audiencia de Granada al acusado de asesinar en junio de 2019 a un hombre al que supuestamente golpeó con una barra

Publicidad Ai
  • Real Chancillería de Granada, sede del TSJA.

Un jurado popular enjuicia desde este lunes en la Audiencia de Granada al acusado de asesinar en junio de 2019 a un hombre al que supuestamente golpeó con una barra de hierro en distintas partes del cuerpo, llegando a romperle el cráneo, cuando se encontraba durmiendo sobre un colchón al aire libre junto a la cueva en la que vivía en la zona del camino de la Fuente del Avellano de Granada.

La Fiscalía ha solicitado la pena de 20 años de prisión por de un delito de asesinato con alevosía para este hombre, identificado como I.M.A., que se encuentra en prisión provisional por este crimen y será juzgado hasta el 22 de abril en la Sección Primera de la Audiencia.

Los hechos se remontan a la madrugada del 26 de junio de 2019, pero el acusado y la víctima ya mantenían ciertas desavenencias previas. El ahora fallecido residía en una cueva a menos de 50 metros de la que vivía el acusado en el camino de la Fuente del Avellano. Esta última había sufrido un incendio el día anterior y el procesado culpaba de ello a la víctima, según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

Así las cosas, entre las 2,00 y las 6,00 horas de aquel día, se dirigió al descampado que había junto a la cueva en la que vivía la víctima y, aprovechando que estaba descansando acostado sobre un colchón al aire libre comenzó supuestamente a "golpearle reiteradamente con fuerza con un objeto contundente", similar a una barra de hierro forjado, en distintas partes del cuerpo, especialmente en la cabeza y la cara.

Según el relato del fiscal, lo hizo "de forma sorpresiva y sin ninguna posibilidad de defensa" por parte del ahora fallecido, cuyo cadáver no presentaba de hecho ningún signo de lucha cuando fue localizado.

A causa de los numerosos golpes, sufrió diversos traumatismos craneales, entre otras lesiones, que le ocasionaron una hemorragia subaracnoidea generalizada que le provocó la muerte en un breve espacio de tiempo, durante el cual perdió el conocimiento y entró en coma.

El cuerpo fue localizado ese mismo día por la mañana, sobre las 9,50 horas, en el mismo descampado junto a su cueva donde se produjo el crimen y sobre el colchón en el que supuestamente fue atacado por el acusado. Fue encontrado con medio cuerpo tapado por una colcha y una sábana. En aquel momento las primeras investigaciones policiales determinaron que se trataba de un indigente y ya desde un inicio los agentes vincularon la muerte con el "posible incendio intencionado" que se había producido el día anterior.

COMENTARIOS