Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 18/08/2022  

Granada

Científicos de la UGR alertaron "riesgo inminente de colapso" del talud

Estos científicos de la UGR especializados en inestabilidades del terreno están estudiando la evolución y causas del reciente desprendimiento

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Imágenes del derrumbe del talud de tierra en la A-7.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) están analizando, junto a investigadores del Instituto Geológico y Minero de España, el deslizamiento del talud de la autovía A-7 a su paso por Castell de Ferro (Granada) y afirman que, horas antes de la rotura, alertaron "del riesgo inminente de colapso" a un responsable de la empresa dedicada a la conservación de la vía.

Estos científicos de la UGR especializados en inestabilidades del terreno están estudiando la evolución y causas del reciente desprendimiento junto con investigadores de la Universidad de Jaén, del Centro Tecnológico y de Telecomunicaciones de Cataluña y del Instituto Geológico y Minero de España en el marco del proyecto europeo Riskcoast del programa Interreg SUDOE. Se trata de un consorcio de entidades de Portugal, Francia y España que están comprobando in situ la utilidad de diversas herramientas geomáticas en la gestión de los desastres en las zonas costeras.

Según ha informado la UGR en una nota, hace algo más de una semana, en una salida rutinaria, miembros del grupo de investigación 'Análisis del Relieve y Procesos Activos' formado por investigadores del departamento de Geodinámica de la Universidad de Granada y del Instituto Geológico y Minero de España se toparon con el talud de la A-7. En esos momentos, la inestabilidad se reflejaba por pequeños desprendimientos y la apertura de grietas en la coronación del talud.

La visita tenía el objetivo de explorar el talud de enfrente, pues el grupo de investigación se había planteado aplicar varias técnicas de control topográfico en ese lugar, donde la pasada primavera se produjo otro deslizamiento que dañó varios depósitos de agua, un camino de acceso y un invernadero.

Sin embargo, debido a la desestabilización del talud, surgió la oportunidad de aplicar esas mismas técnicas en una situación de verdadera emergencia.

El investigador del departamento de Geodinámica de la UGR Jorge Pedro Galve puso en conocimiento de la empresa adjudicataria del mantenimiento y conservación de la A-7, así como a la Demarcación de Carreteras, del inicio de una investigación a fondo del talud.

RIESGO DE COLAPSO

El pasado jueves 11 de marzo, horas antes de la rotura, el equipo del proyecto Riskcoast realizó un levantamiento topográfico de alta resolución mediante el escaneo del talud con láser, y tomó fotografías con un dron. De este modo, los investigadores tenían registrado el "antes" del derrumbe. El profesor Galve comunicó en ese mismo momento el riesgo inminente de colapso del talud a un responsable de la empresa dedicada a la conservación de la vía.

El viernes, 12 de marzo, horas después del derrumbe, se realizó un nuevo vuelo de dron con el fin de registrar el "después" del desprendimiento mayor. Los datos recopilados permitirán elaborar modelos 3D de gran detalle, con los que se podrán cubicar volúmenes, estudiar la evolución del desprendimiento y obtener valiosa información, tanto de la geometría como de la geología del talud.

Paralelamente, se están procesando imágenes radar de satélite para conocer cuándo comenzaron los movimientos y dictaminar el motor desencadenante del fallo del talud, como lluvias, terremoto, rotura de alguna tubería de agua, entre otras.

El equipo investigador involucrado en el proyecto prevé realizar nuevos trabajos de control topográfico en los próximos días para monitorizar la evolución del talud.

TE RECOMENDAMOS