Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 02/08/2021

Granada

Reparten naranjas en comercios de Granada como protesta por los bajos precios en origen

Ha repartido cajas de naranjas entre más de 200 establecimientos de todos los gremios

Publicidad Ai Publicidad Ai

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) reparte naranjas.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) reparte naranjas.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) reparte naranjas.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) reparte naranjas.

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) va a repartir desde este viernes más de una tonelada de naranjas del Valle de Lecrín en distintos comercios de Granada como forma de protesta por los bajos precios en origen que están padeciendo los citricultores.

Bajo el lema "Nos exprimen con los precios, consume naranja y limón de Granada", la organización agrícola se ha aliado con la Asociación de Comerciantes del Centro y ha repartido cajas de naranjas entre más de 200 establecimientos de todos los gremios.

El secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, ha informado a Efe de que los precios que perciben los agricultores no les permiten ni cubrir los costes productivos, lo que los está obligando a dejar los frutos sin recoger o incluso arrancar los árboles.

Todo ello supone la pérdida de superficie para el sector y el empobrecimiento para el medio rural, ha explicado Chica, que espera que esta acción de protesta sirva para concienciar al consumidor final y llegue también a los responsables de las administraciones.

Tras el reparto de cajas de naranjas entre más de 200 negocios, los propios comerciantes pueden entregar luego ese fruto a sus clientes para denunciar y dar a conocer la difícil situación que atraviesa el sector citricultor.

"Queremos precios justos y lamentamos que las administraciones públicas, sobre todo las europeas, obvien el derecho de preferencia y de reciprocidad que está lesionando a nuestros productores", ha indicado el secretario general de UPA, que ha alertado del "juego desleal" que supone la importación sin controles de cítricos de Marruecos o Turquía.

También esperan que los consumidores finales "se alineen" con los propios agricultores y que, cuando vayan a las grandes superficies, comprueben el origen de los productos y puedan descartar para la compra aquellos que vengan de fuera.

COMENTARIOS