Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Granada

El Supremo fallará el 14 de abril sobre el recurso de Juana Rivas

Contra su condena a cinco años de cárcel por la sustracción de sus dos hijos menores

Publicidad Ai
  • juana rivas.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha convocado para el próximo 14 de abril un pleno jurisdiccional para la deliberación y el fallo del recurso de casación presentado por Juana Rivas, vecina de Maracena (Granada), contra su condena a cinco años de cárcel por la sustracción de sus dos hijos menores.

Según recoge una providencia, a la que ha tenido acceso Efe y en la que el recurso es admitido a trámite, el pleno estará encabezado por el magistrado Manuel Marchena.

Esta decisión se produce después de que el alto tribunal ya suspendiera el señalamiento acordado para el pasado 17 de febrero, cuando estaban previstos deliberación y fallo sobre el recurso de casación de Rivas contra su condena a cinco años de cárcel.


El abogado Carlos Aránguez, que asumió la defensa de Juana Rivas ante el Supremo, expresó entonces a Efe su "satisfacción" por que este caso se fuera a analizar por el pleno del alto tribunal, lo que a su juicio revela la complejidad del caso, que puede sentar jurisprudencia en el Derecho español "al más alto nivel".

Enrique Zambrano, letrado de Francesco Arcuri, -expareja de Rivas y padre de sus dos hijos-, entendía que el tribunal quisiera interpretar la aplicación del artículo que se refiere a la pluralidad de sujetos pasivos, es decir, si hubo dos delitos de sustracción de menores o bien solo uno, con independencia de los menores afectados.

Los niños permanecen actualmente en Italia con la expareja de Rivas, el italiano Francesco Arcuri, al que Juana ha acusado de maltrato a los niños.

El largo y mediático periplo judicial que ha acompañado a la historia de esta vecina de Maracena dio comienzo el verano de 2017, cuando permaneció un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre con el argumento de protegerlos frente a él, quien en 2009 fue condenado por lesionarla y al que, años después, en 2016, ella volvió a denunciar por maltrato.

La decisión de no entregarlos a su padre, con quien compartía la custodia de los menores, se tradujo en una condena a cinco años de cárcel por dos delitos de sustracción de menores, una sentencia que obtuvo una fuerte contestación social desde el movimiento feminista y que, tras su confirmación posterior por la Audiencia de Granada, espera el pronunciamiento del Tribunal Supremo, al que Rivas recurrió.

El último varapalo judicial al que se enfrentó Rivas fue el archivo, por parte de la Justicia italiana, de las ocho denuncias que interpuso entre 2016 y 2018 contra su expareja por supuesto maltrato hacia los dos hijos de ambos, aunque aún quedaban pendientes de resolver otras cinco denuncias por maltrato hacia los niños interpuestas en 2019.

Finalmente, la Justicia italiana concedió la custodia en exclusiva de los dos hijos a Arcuri, aunque permitió que Rivas pudiera verlos un fin de semana de cada dos si vive en Italia o uno de cada cinco si reside en España.

Los niños viven con el padre en el municipio italiano de Carloforte, en la isla de San Pietro, en el sur de Cerdeña, desde agosto de 2017, cuando Rivas finalmente acató la orden judicial en España que la obligaba a entregárselos al padre.

COMENTARIOS