Actualizado: 20:15 CET
Viernes, 10/07/2020

Granada

Sierra Nevada roza el millón de usuarios en una atípica temporada

Un balance condicionado por la clausura anticipada de las instalaciones por el estado de alarma

  • Nieve en Pradollano.

Sierra Nevada cerró la temporada invernal 2019-2020 con cerca de un millón de usuarios en sus pistas entre esquiadores (738.484), no esquiadores (97.583) y usuarios de otras actividades en la nieve (122.097), un balance condicionado por la clausura anticipada de las instalaciones por el estado de alarma. 

Hasta el pasado 14 de marzo, la estación granadina, con una campaña muy dura en lo meteorológico, presentaba una proyección en afluencia, ocupación y facturación que debería haber situado esta temporada entre las cinco mejores campañas de invierno de su historia, ha informado este jueves la Junta de Andalucía. 

Una previsión que se apoya en la comparativa por meses según la cual esta temporada venía siendo competitiva con respecto a las precedentes, de modo que los meses de noviembre-diciembre, con 237.913 usuarios, se situaron con el quinto mejor registro histórico, mientras que el mes de enero (con 243.157 visitantes), el sexto; y el pasado febrero (380.305), se colocó como el mejor mes de febrero de la serie histórica. 


Si se comparan temporadas completas -aunque la última haya sido significativamente más corta al extenderse del 23 de noviembre de 2019 al 13 de marzo de 2020-, Sierra Nevada ha sumado cerca de un millón de usuarios, con un descenso en la cifra de esquiadores (-28,2 por ciento) respecto a la temporada anterior (que fue además la segunda mejor de todos los tiempos) y en usuarios de telesillas o telecabinas sin esquiar (-12,2 por ciento). 

Sin embargo, las actividades en nieve para no esquiadores (complejo Mirlo Blanco y Actividades Borreguiles) han superado los 122.000 usuarios, lo que representa un incremento del 30,3 por ciento, una cifra récord que se explicaría, en buena medida, por la diversificación de la oferta y la diversión para todos los públicos, especialmente el infantil. 

Comparativamente, estableciendo el 13 de marzo como hipotético día de cierre en el histórico de todas las temporadas, la campaña 2019-2020 se sitúa hasta ese día en el séptimo lugar de todos los tiempos y en tercera posición de la última década. 

Justamente, durante los días posteriores al cierre anticipado se han registrado significativas nevadas que habrían influido positivamente en las cifras de afluencia a la estación durante la segunda mitad de marzo, la Semana Santa y la campaña de primavera. 

Se trata, en cualquier caso, de la segunda temporada de esquí más corta de la historia de Sierra Nevada, con 112 días de actividad (en la que se han registrado seis cierres totales o parciales), sólo superada por la campaña 1994/95, que coincidió con el aplazamiento de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, con 108 días de actividad (cinco cierres). 

La baja pluviometría hasta el 13 de marzo ha puesto de relieve la eficacia en la producción de nieve y el trabajo de acondicionamiento de pistas, que han permitido ofrecer una media de 60 kilómetros esquiables durante toda la campaña, ha destacado la Consejería de Hacienda, Industria y Energía en un comunicado. 

En cuanto a la ocupación hotelera, hasta el 13 de marzo fue del 72 por ciento, cuatro puntos porcentuales más que la temporada anterior. 

Sierra Nevada, junto con las Federaciones andaluza y española y los clubes de la estación, han celebrado 16 competiciones con la participación de 1.308 deportistas, en su mayoría menores de 16 años, mientras que el cierre anticipado de la temporada obligó a la cancelación de un total de 11 competiciones. 

Destaca en todo caso la celebración de la Copa del Mundo de Snowboard Cross, que se disputó los días 6 y 7 de marzo con la participación de los 100 mejores riders de la disciplina y que se saldó con la victoria de Lucas Eguibar y la francesa Chloe Trespeuch en sus respectivas categorías.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
5 detenidos y 3 policías heridos en un pabellón que acoge a indigentes
chevron_right
Rutinas y control de dispositivos electrónicos, aliados del descanso