Actualizado: 17:37 CET
Domingo, 17/11/2019

Granada

El PSOE impulsa acciones contra el "cierre" de Mirasierra

Para los socialistas, "el cierre de Mirasierra lo único que esconde es la escalada de recortes en sanidad impulsado por el gobierno de Moreno Bonilla"

  • Reunión del PSOE sobre el centro de salud de Mirasierra.

El Grupo de Salud de la Ejecutiva Municipal del PSOE en Granada capital ha impulsado un calendario de acciones con el objetivo de "impedir el cierre" del centro de salud del barrio de Castaño-Mirasierra, que, según ha indicado la Junta, se trasladará al nuevo de Bola de Oro.

Según el PSOE, "la decisión unilateral del Gobierno trifachito de la Junta ha provocado en las últimas semanas gran malestar entre los vecinos de la zona, quienes se tendrán que desplazar a Bola de Oro para recibir atención médica".

Ante esta situación, desde la Comisión Ejecutiva Municipal se ha abordado "una situación sorprendente" y que, según ha mantenido, no "estuvo prevista por el Gobierno del PSOE en la Junta, ya que el centro de Mirasierra se abrió después del proyecto de Bola de Oro".

Para los socialistas, "el cierre de Mirasierra lo único que esconde es la escalada de recortes en sanidad impulsado por el gobierno de Moreno Bonilla, y que viene a completar esa política de desmantelamiento de los servicios públicos de los que ha disfrutado la población andaluza estos últimos 40 años".

En este sentido, se apoyará la recogida de firmas iniciada por los vecinos, participar en cuantas concentraciones se convoquen, así como instar al Grupo Parlamentario Socialista a que eleve iniciativas al Parlamento de Andalucía para evitar el "cierre" de un centro sanitario que "da cobertura a más de 15.000 personas".

En ese sentido, cabe destacar que el Grupo Parlamentario Socialista ya ha registrado una pregunta en el Parlamento andaluz en la que insta a la Junta de Andalucía a que explique sus planes respecto a este centro.


JUNTA: "ESTABA PREVISTO"

Según ha informado la Delegación de Salud y Familias de la Junta en Granada, "el centro de salud Bola de Oro es ya una realidad", y, "a pocas semanas para su apertura, el consultorio médico de Mirasierra debería acometer su traslado a las nuevas dependencias tal y como estaba previsto desde la redacción del proyecto hace cerca de 17 años con el PSOE al frente del Ayuntamiento de la capital y de la Junta de Andalucía".

En un comunicado a raíz de unas palabras del portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Francisco Cuenca, sobre este tema, que llevó al Pleno del Ayuntamiento del viernes pasado, la Junta indicó que estas declaraciones denotaban "un interés claramente partidista lejos del bienestar de los ciudadanos, si bien es posible que su memoria le haya jugado una mala pasada dado el número de años de retraso acumulado por este proyecto tan ansiado por la ciudadaníay que debiera estar en funcionamiento desde 2012".

Así las cosas, "la plantilla de profesionales del centro contemplaba en un principio diez facultativos y diez enfermeros que han pasado a ser de 12 y 12, atendiendo al incremento de la población en estos últimos años".

La nueva infraestructura aúna funcionalidad y modernidad junto a una plantilla bien dimensionada y una tecnología de vanguardia ideada para dar respuesta a una población estimada en torno a los 19.000 habitantes.

El propio delegado de Salud y Familias de la Junta en Granada, Indalecio Sánchez-Montesinos, ha mantenido distintas reuniones con vecinos tanto de Mirasierra como de Bola de Oro para explicarles el proyecto de puesta en marcha del nuevo centro de salud y escuchar "sus peticiones, demandas y dudas".

En este sentido, según la Junta "la única preocupación expuesta hace referencia al colectivo de personas mayores y más concretamente de personas mayores con problemas de movilidad o movilidad reducida".

"Al ser un número minoritario de personas está en nuestra mano llevar a cabo una asistencia sanitaria a domicilio de ser preciso o trasladar a estas personas en automóviles con conductor del propio distrito sanitario dispuestos a tal fin", ha agregado.

Se prevé que cuando el centro de salud funcione a pleno rendimiento pueda atender anualmente alrededor de 50.000 consultas de medicina familiar y cerca de 1.500 más a domicilio; 7.500 consultas pediátricas y aproximadamente 30.000 consultas de enfermería, más 7.000 a domicilio.Para ello, la plantilla estará compuesta por 12 médicos de familia, siete enfermeras, dos pediatras, un auxiliar de clínica y cuatro administrativos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Cura y defensor encerrados en Granada piden a Endesa que dé luz
chevron_right
Investigado por un incendio forestal en Purullena