Actualizado: 20:29 CET
Lunes, 21/10/2019

Granada

Condenada una doctora por falsificar centenares de recetas para su uso

La Audiencia de Granada ha condenado a un año y dos meses de prisión a una doctora que debió devolverlos al acabar su relación laboral, pero que se las quedó

  • Audiencia de Granada.

La Audiencia de Granada ha condenado a un año y dos meses de prisión a una doctora por falsificar centenares de recetas que debió devolver a los centros sanitarios una vez que terminó su relación laboral y que sin embargo se quedó para su uso personal, prescribiendo medicamentos a nombre de familiares a fin de poder obtener los medicamentos.

La acusada, que fue juzgada el 9 de enero en la Sección Segunda de la Audiencia, también ha sido condenada a inhabilitación para la profesión de médico en la sanidad pública durante un año y a abonar al Servicio Andaluz de Salud (SAS) los 2.716 euros en los que la Fiscalía cifró el dinero defraudado.

Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la acusada empezó a quedarse con talonarios de recetas en julio de 2011, cuando concluyó su contrato de MIR en la especialidad de Oftalmología en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada y, en vez de devolverlos, se los guardó para abastecerse de medicamentos; especialmente de ansiolíticos, a los que era adicta.

Así, la acusada rellenó recetas estampando su firma sin usar el sello prescriptor y poniendo como paciente a su madre para presentarlas luego en distintas farmacias y hacerse con los fármacos.

Con posterioridad, fue contratada como médico general en la residencia de la tercera edad Rodríguez Penalva de Huéscar (Granada) y durante el tiempo que estuvo trabajando utilizó en su beneficio las recetas, rellenándolas a nombre de residentes pero con prescripción de medicamentos para su consumo. Al concluir la relación laboral con la residencia, la acusada no devolvió ni el sello ni las recetas sobrantes y siguió utilizándolos a nombre de personas ingresadas en el centro.

Cuando más tarde fue contratada por el SAS como médico oftalmólogo en el Hospital de Baza (Granada) se apropió de otras tantas recetas que un compañero guardaba en un cajón para continuar con esta práctica.


La Audiencia señala que la adicción a los psicofármacos que presentaba la acusada se ha de calificar de muy grave y su actuación irregular en cuanto a las recetas iba destinada a satisfacer esta dependencia.

Tanto la Fiscalía como el SAS, que ha ejercido la acusación particular, pedían cinco años de prisión para ella. Finalmente ha sido condenada a un año y dos meses por un delito de falsedad en documento oficial en concurso con otro de fraude de prestaciones a la Seguridad Social con las circunstancias atenuantes de adicción y de reparación del daño causado, pues ingresó en el Juzgado el dinero defraudado antes de la celebración del juicio, según consta en la sentencia, contra la que cabe recurso.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Mujeres comunicadoras se concentran en Granada por la igualdad
chevron_right
Piden 12 años por dejar a un hombre sin pierna de un disparo