Actualizado: 15:35 CET
Martes, 22/10/2019

Granada

Cinco años y medio de internamiento por intentar matar a su madre

A su madre octogenaria en la vivienda que compartían en Darro (Granada), asestándole por la espalda varias puñaladas con un cuchillo de cocina

  • TSJA.

El acusado que intentó matar a su madre octogenaria en la vivienda que compartían en Darro (Granada), asestándole por la espalda varias puñaladas con un cuchillo de cocina cuando estaba durmiendo en la cama de su dormitorio, ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de cinco años y medio de internamiento por un delito de tentativa de asesinato, tras un acuerdo de conformidad entre las partes.

En la vista, este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada, el acusado, que padece un trastorno mental del 65 por ciento que no le impide diferenciar lo que está bien de lo que está mal, ha reconocido que es "culpable", y, pidiendo "perdón mil veces" a su madre, ha explicado que, cuando la agredió, llamó al servicio de teleasistencia "para que se salvara".

En virtud del acuerdo entre las partes y aplicando la atenuante de confesión, la Fiscalía ha rebajado la petición de pena inicial de siete años de prisión a cinco años y medio en un "centro acorde con su discapacidad psíquica", más diez años de libertad vigilada con tratamiento ambulatorio, conclusiones definitivas a las que se han adherido la defensa y la acusación particular, que ejerce la familia.

Asimismo, deberá cumplir una orden de alejamiento de al menos 300 metros de la víctima y la prohibición de comunicarse con ella durante diez años. El acusado, que ha estado en prisión provisional por estos hechos, aprovechó supuestamente que su madre "no podía defenderse" para actuar "de forma sorpresiva y en estado de gran agresividad", alcanzando las cuchilladas las zonas de tórax, mama derecha, y axilas.

El suceso se remonta a las 0,50 horas del 24 de julio de 2017, y, para tratar de lograr su objetivo, el acusado se sirvió de un cuchillo de 14 centímetros de largo y cinco de ancho. Para su recuperación, la víctima precisó de 122 días, de los que tres estuvo ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Este lunes, durante el juicio, las partes han renunciado a la declaración de los testigos que habían sido llamados por la sala, y han escuchado el parecer técnico de dos médicos forenses del Instituto de Medicina Legal para dilucidar el alcance de su imputabilidad.


Las expertas han resaltado la "inmadurez emocional" de alguien con este trastorno obsesivo compulsivo y de conducta de años de evolución, con retraso mental leve, que además no había tomado su medicación. Ante un "berrinche" como el que pudo tener, según ha indicado la fiscal, han explicado que "cualquier detonante" le pudo llevar a "actuar sin pensar", aunque sabiendo que "hacer daño a la madre" o a un "ser querido" tiene sus consecuencias.

Las peritos han indicado, en este sentido, la conveniencia de que el acusado cumpla su condena en un "entorno adecuado" que garantice "su seguridad y su tratamiento", incidiendo también en que para él su familia, que le ha acompañado en la Audiencia, es su "referencia".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Deportivo toma el Nuevo Los Cármenes con un gol de Quique
chevron_right
Desestiman recurso del condenado por no reservar plazas turísticas