Granada

Emplean la IA para comprender el comportamiento de los espectadores de cine

Ha comprobado que el público de las salas se apoya fundamentalmente en interacciones emocionales con usuarios de opiniones similares

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Butacas de cine. -

Un estudio ha utilizado técnicas de inteligencia artificial (IA) para entender el comportamiento de espectadores de cine y ha comprobado que el público de las salas se apoya fundamentalmente en interacciones emocionales con usuarios de opiniones similares.

Un estudio desarrollado por investigadores del Instituto Andaluz Interuniversitario en Data Science and Computational Intelligence (DaSCI) de la Universidad de Granada ha abordado el desafío de modelar el comportamiento de los espectadores utilizando técnicas de Inteligencia Artificial Explicable basadas en dinámica de opiniones.

En concreto, la investigación ha analizado información sobre la influencia de las superestrellas considerando dieciséis de los actores y actrices más conocidos.

Los resultados del estudio muestran que el comportamiento de los usuarios en la industria del cine se basa primordialmente en mecanismos emocionales, con un grado de racionalidad relativamente bajo, donde la principal causa de la dinámica de opiniones son las interacciones entre espectadores que tienen opiniones similares sobre las superestrellas.

El estudio, liderado por los investigadores de la UGR Jesús Giráldez Crú, Carmen Zarco y Oscar Cordón, y Ana Suárez Vázquez, de la Universidad de Oviedo, ha utilizado modelos basados en agentes, una técnica de IA de simulación computacional empleada para entender y analizar el comportamiento de sistemas sociales complejos.

Estos resultados permiten explicar los diferentes comportamientos de la audiencia tanto a corto como a largo plazo.

A corto plazo, justo después del estreno, el público puede verse muy influido por las persistentes campañas de marketing mientras que la experiencia previa y la que comparten otros espectadores influye en qué películas se convierten en éxitos.

Este fenómeno se ha observado en varias películas y puede interpretarse como una consecuencia de cómo cambian las claves del éxito cinematográfico entre la taquilla a corto y a largo plazo.

Un ejemplo de este fenómeno fue la primera película 'Mi gran boda griega', una comedia romántica estrenada en 2002 y producida por Tom Hanks que se hizo viral cuando casi no existía todavía el fenómeno de hacerse viral.

La investigación ha utilizado herramientas de IA con alta explicabilidad y gemelos digitales para simular el comportamiento de los espectadores para generar un modelo basado en datos reales. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN